ERISTE III

El pasado puente del Pilar, por fin nos decidimos a atacar el Eriste,en sus tramos más descendidos, el III y el IV. El grupo estaba formado por Cris, Droid y yo. Yo le tenía algo de respeto-miedo al barranco, ya que nunca había tratado con caudales fuertes, Cris tampoco, pero ella es más valiente-inconsciente que yo. Eso si, nos daba bastante tranquilidad ir con Droid, que ya había tenido alguna experiencia en aguas vivas.

Se puede encontrar información del Eriste III en: http://www.barranquismo.net/paginas/barrancos/aigueta_eriste_III.htm

Una vez en Castejón de Sos, que fue nuestro campo base, quedamos con Droid, que vino acompañado de Manu, Costa y Ricard. Decidimos empezar la jornada a las 9,30 h. del sábado 13 para acercarnos a Eriste y empezar la aproximación, la hicimos con dos coches para ahorrarnos la pateada, dejamos el primer coche al lado de la central de Eriste, y con el segundo salimos dirección Benasque y a pocos cientos de metros de Eriste, tomamos la pista que sale a la izq. dirección “Refugio Angel Orús”. Esta pista es muy transitada y está muy bien indicada. Parecía todo muy claro, pero la “Guia de descensos de cañones y barrancos del Pirineo”, nos hizo cometer el error de empezar el barranco en el puente de Espigantosa, al lado de la cascada del mismo nombre, con lo que nos metimos entre pecho y espalda una aburrida hora de andar por el río, hasta llegar al principio real del barranco. En las reseñas de CyB nos indica por donde se debe entrar al barranco, en la pista de acceso está indicada la senda con un cartel que pone “antigua fundición”, y que nos lleva al cauce en 2 min.
Cascada de Espigantosa.

La única dificultad que encontramos en esta hora de marcha por el río fue un pequeño pasamanos que evitaba una cascada por la dcha. del cauce.

Y para que no faltara nada, dejamos olvidada la mochila de Droid después del pasamanos, dándonos cuenta muuuuucho después, justo en el puente donde debíamos haber iniciado el descenso.

Después de todo esto empezábamos el Eriste III. Llegamos al primer rápel de 10m., y luego dos rápeles seguidos equipados con pasamanos para evitar las cascadas ya que es una zona estrecha con fuerte caudal. Los pasamanos estaban en buen estado.


A continuación el barranco se volvía a abrir, pasábamos varios resaltes, se volvía a estrechar y llegábamos a una presa, que rapelamos desde la barandilla, deslizándonos hacía la dcha. para evitar el fuerte chorro de agua que tiraba la presa,que nos dio la impresión que era la misma cantidad de agua que le entraba por la parte de arriba.


A partir de aquí, a mi parecer, se entra en la zona más bonita del descenso, con una serie de 4 rápeles de 15, 20, 15 y 8 m., uno de ellos con un pequeño pasamanos a la dcha. para evitar la cascada y un Seat 127 (diría yo) en la cabecera del rapel.


Este es el último rápel del Eriste III, es saltable según las reseñas,pero nosotros optamos por rapelar.

Al poco llegamos al puente de Tramarrius, fin del tramo III y comienzo del IV. Desde aquí bajamos andando por un sendero que nos lleva al pueblo de Eriste en 30 min. aproximadamente. El sendero baja paralelo al barranco por la dcha. orográfica.



Apuntar que el caudal no nos dio problemas en ningún momento, ya que este era bajo para ser el Eriste, y está muy bien equipado. Aun siendo el caudal bajo nos causaba gran impresión en las recepciones de las cascadas y en las zonas más estrechas, produciéndose contras y rebufos en algunas cascadas.
Tardamos unas 4 h. en descender el barranco y llegar de nuevo al primer coche, que seria bastante menos entrando por el sitio bueno.
La valoración del descenso es de 8 /10, eso si, entrando por donde se debe.

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados