Cambio de botas

Tras dos años llevando unas botas de montaña viejas Salomon en todos los barrancos, por fin las he jubilado y he caido en la compra de las famosas Five Ten Canyoneer versión 2.

Las botas viejas estan hechas polvo pero aun aguantaban (que duras que son estas Salomon) y yo me resistía a gastarme la pasta que cuestan unas 5-10 para que duren poco (la experiencia de todos me lo corrobora) pero finalmente no he podido aguantar más.

Este es el estado de las botas de montaña:

Algún trozo estaba a punto de desmontarse y caerse a pedazos:

Que han sido reemplazadas por unas nuevas y flamantes 5-10:

La razón principal es que en los últimos barrancos más técnicos he tenido diversos resbalones por causa de las botas y ya no voy nada seguro, sobretodo si lo comparo con mis compañeros que llevan 5-10 y van dando saltitos agarrándose por todas partes ;)

Y ahora que llega la etapa de hacer los barrancos más complicados del pirineo, no me quiero jugar la adherencia en alguna cabecera de rápel, montaje de pasamanos o simplemente para salir de una poza con movimientos.
La seguridad ante todo!!

PD: Ya podeis empezar a hacer comentarios sobre el edredón ;)

EDITO: Ya las he estrenado con dos barrancazos (Eriste IV y Lalarri Superior) y muy satisfecho. Se agarran muchísimo más que las botas normales, protegen tobillo y no entra ninguna piedra con el cierre.

El único defecto es que el talón es un poco estrecho y me apreta más de lo normal, pero quizá es más problema mio que de las botas ;)

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

One Comment

  1. Hola soy Pastor, mis viejas Salomon aun no se han desecho pero no les queda suela, y mis Five acaban de morir despegadas por delante como a casi todos antes de los 50 barrancos, pero la verdad es que ahora estando en Asturias, y no poder usar las Five lo he notado, sobre todo por los resbalones, uno se acostumbra rapido a lo bueno aunque no sean duraderas se cogen de mala manera.

    Que las disfrutes aunque no te duren tanto como las salomon.

Comentarios cerrados