Val Bodengo 3

Este post pertenece a una serie de breves piadas-descripciones de los barrancos que hicimos en nuestro viaje Operación Alpes 2009 por Italia y Eslovenia.

Val Bodengo 3
Zona: Lombardía (Italia)

- Mítico barranco de Lombardía por su tobogan lanzadera. Desde que vimos sus videos que hemos querido ir y por fin cumplimos un “sueño” ;)
- De las tres partes del barranco solo hicimos la tercera. Con fuerzas, se pueden combinar 2 y 3 en el mismo día.
- Es un gran rio con una formación muy redonda en el gneiss.
- Tiene mucho pateo entre rapel y rapel, lo esperábamos más continuado.
- Las instalaciones estan fuera de agua normalmente. Nosotros no chupamos casi agua en las cascadas, aunque luego había que nadar muchas badinas.
- Lo hicimos con un caudal un poco más alto que otros veranos si comparamos fotos, aunque no da ningun problema. Como mucho en un estrecho tras el salto de 15 metros, pero es evitable por la izquierda andando y destrepando (es lo que hicimos nosotros para adelantar a unos franceses).
- Hay mucho salto alto (de hasta 15 metros) y técnicos, aunque nosotros estábamos ya cansados y fuimos rapelando por ser solo 2 aquel día.
- Las cascadas largas son muy guapas, con muchas posibilidades de reinstalación, estar al tanto. No se toca agua.
- Cuando se llega a la primera represa, no encontramos instalaciones y nos descolgamos de uno de los hierros retorcidos de una antigua presa, que hacía un círculo cerrado y no había riesgo de que la cuerda se soltase.
- La última represa está el rápel más largo, unos 45 que se pueden hacer fraccionados, especialmente si no hay cuerdas largas para recuperar desde fuera del agua.
- Todo el barranco es merecido y juguetón, aunque se hace largo.

- Mención aparte el tobogán-lanzadera, que justifica por si solo el descenso del Val Bodengo 3.
De lo visto en videos a la realidad hay un trozo. El tobogán es mucho más inclinado en la realidad porque en los videos parece plano. Y aunque es largo, unos 20 metros, se pasan en cuestión de 2 segundos, a la que piensas como ponerte, ya estás en la punta.

La lanzadera te escupe como quiere, no hay truco que sirva para caer bien. Lo mejor es protegerse cara y costillas del golpe y ya llegarás, jaja. El vuelo es bastante largo porque te escupe en horizontal, no en vertical, por lo que la posición de caida es más tumbada.
Yo me di un buen golpe en el costado que me dolió 5 minutos pero Droid cayó bien y no se hizo nada.

Aquí salgo yo:

Aunque en esta ocasión, no había tiempo para lamentarse porque la cascada era tan fuerte que te empotraba contra la pared de delante y te llevaba hacia la poza de la derecha, sin salida. Así que había que rápidamente nadar fuerte hacia la izquierda para salir de la corriente.

La próxima vez dejaremos una cuerda para poder repetirlo, ya que tras salvar un pequeño escalón abajo, luego se puede trepar hasta arriba otra vez. Aunque impresiona bastante meterse en el tobogan y saber que estás a merced del agua totalmente ;)

- Unas fotos de Droid y Peasoperro, no obligatoriamente ordenadas:









Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

2 Comments

  1. Impresionante el tobogán!!!!!!, uffff, menuda descarga de adrenalina.
    .. pero vamos, yo creo que no me tiro por ahí ni borracha!
    ;)

  2. Una vez allí hay que hacer el tobogán :)
    Cuesta decidirse, el resto es cuestión de suerte xD.
    Yo me lo volvería a pensar, pero repetiría.

Comentarios cerrados