Crecida en el Salt de Sallent de Rupit 2011

sallent

La última vez que bajamos la gran vertical del Salt de Sallent de Rupit fue totalmente seco en el año 2008. Tres años más tarde, tras llover bastante en la zona durante unas semanas, fuimos a descenderlo con agua pero tuvimos que abortar porque hubo una crecida en pocas horas. En lugar de bajar la gran cascada entre el agua, nos deleitamos con la fuerza y el movimiento del agua desde la cabecera y miradores.

Imágenes comparativas de la crecida en la cabecera del Salt de Sallent en un intervalo de 3 horas.
Comparativa Salt de Sallent

Pero vayamos por partes.
La idea inicial venía de Reku y David C que querían hacer la gran vertical para practicar, pero al llover toda la semana y pensar que la cascada llevaría agua, nos apuntamos todo el resto de la tropa ;) Un Salt de Sallent con agua abundante no es fácil de pillarlo.
El domingo elegido llegamos a Rupit, comprobamos como iba su “riera” (que es la que se precipita por el salto de agua más adelante), desayunamos y nos fuimos hasta la “cinglera”, todo eso bajo la lluvia.
Al llegar a la cabecera, vimos por primera vez la cascada. Estaba espectacular, en carga, pero todavía factible por su via “seca” por la derecha orográfica.

Salt de Sallent en carga

Nos cambiamos y paralelamente llegan otros dos barranquistas que se dirigen también al Salt de Sallent. Hablamos con ellos y dicen que son locales, que han equipado vias nuevas de descenso y que ya lo han bajado con este caudal otras ocasiones. Parecen muy convencidos, así que decidimos observarles primero, y luego irnos al Torrent de Gravet, barranco paralelo muy corto y fácil para calentar (y hacerlo en carga que también es inusual) y luego ya volveríamos al Salt.
La nueva via abierta va por la derecha orográfica pero muy cerca del agua. Sale de debajo del gran bloque-plataforma del centro de la cascada, montando pasamanos encima del bloque. Aunque no podemos dar detalles porque no llegamos a ver las instalaciones ni si había reinstalaciones más abajo. Aunque va directa a la repisa donde rebota el agua.

Cuando estaba bajando el primero de ellos, nosotros nos fuimos al Torrent de Gravet.
Cruzamos la riera en su cabecera con el agua por debajo de la rodilla y de camino hacia allí, vimos que todo el terreno estaba saturadísimo, lleno de charcos y resbalaba agua por todas las paredes. Y, por supuesto, no dejaba de llover.
Al llegar a la cabecera del Torrent de Gravet, nos encontramos con un caudal enorme alimentado por varios afluentes y agua que va a parar al barranco. Aquí empezamos a valorar la situación, montamos el primer rápel para comprobar la fuerza del agua en el chorro, ya que había rápeles que habría que cruzar el chorro/vena del agua o bien rapelar bajo ella. Mientras montábamos y nos preparábamos, el nivel de agua subió unos 4 dedos y cambió de color blanco a marronoso, arrastrando sedimentos y alguna piedra. Estaba en fase de crecida claramente, por las lluvias/tormentas que estaban pasando durante toda la mañana.

Prueba del Torrent de Gravet

Aún así, nos metimos a probar la fuerza del chorro y vimos que era imposible bajar por dentro del agua, así que abortamos el Gravet por seguridad y volvimos a por la cascada del Salt de Sallent, que también estaba creciendo, pero todavía era factible por la via “seca”.

Solo había pasado una hora o menos, y al volver ya no había rastro de los otros dos barranquistas. No nos pareció posible que hubieran descendido la cascada (con sus fraccionamientos) y que hubieran remontado (o hecho el retorno), recogido todo e irse en tan poco tiempo, así que deducimos que abortaron a mitad de cascada, remontaron y se fueron. La verdad es que su via ya no era factible, porque el agua ya pasaba por encima del bloque y cubría toda la línea.
Por informaciones posteriores, nos confirmaron que efectivamente abortaron. Si se ven en el video y leen esto, estaríamos encantados que nos escribieran para complementar información del Salt de Sallent en carga.

Salt de Sallent en crecida

Pero nuestra via, más a la derecha todavía, si que seguía seca, así que pensamos en descenderla. Volvemos a la cabecera, y para cruzar la riera de nuevo para acceder a las instalaciones, el nivel de agua había subido medio metro en su parte más ancha, donde habíamos cruzado antes. Tuvimos que montar cuerda para asegurar el paso y no irnos por la riera y la cascada p’abajo.
Con alguna dificultad pasaron los primeros del grupo, y mientras pasábamos, el agua subió un palmo más, así que los últimos ya no pudimos cruzar. En ese punto, abortamos también bajar el Salt de Sallent porque el agua empezaba a llegar a la repisa de la instalación elegida (a unos 6 metros del centro de la cascada) y mientras los que habían cruzado volvían a los coches, los que nos quedamos al otro lado de la riera cogimos un camino de vuelta por la izquierda orográfica que remonta hasta el pueblo de Rupit. Allí nos reunimos todos de nuevo. Y seguía lloviendo….

Comparativa de caudal en el cruce de la riera de Rupit en la cabecera del Salt de Sallent:
Comparativa Riera de Rupit

Al final, una nueva experiencia en crecidas, esta vez abortando a tiempo los dos descensos y disfrutando del espectáculo de la fuerza del agua. Nos quedamos sin descender nada, pero ganamos en evaluación y práctica con caudal de crecida. Los barrancos no se van a mover de allí.

Video resumen de la jornada:
Recuerdo que los barranquistas que están descendiendo el principio del Salt de Sallent no somos nosotros.

Aquí todas las fotos:

Equipo: Bea, Raúl Rodríguez, Luis, Reku, David Cabañas, Alex Andrea, David Domingo
Fotos: David Cabañas, Raúl Rodríguez, Alex Andrea
Video: Raúl Rodríguez
Texto: David Domingo

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>