Puente de mayo pasado por agua en el Sobrarbe

sobrarbe

El puente del 1 de Mayo siempre es una buena ocasión para realizar los pequeños descensos del Pirineo de Huesca con un caudal alegre. Esos barrancos de empresa o menores que en verano están casi secos, en primavera bajan fuertes y más interesantes. El Consusa, Trásito, Trigoniero, Foz de la Canal, Furco, Gloces, Viandico, etc.

Este año el puente era de cuatro días y nuestro plan inicial era combinarlo con la subida al Monte Perdido, pero las previsiones de meteo eran bastante malas, frío y lluvias abundantes, así que solo nos quedaba barranquear los 4 días. Cogimos los bártulos y nos fuimos para nuestro campo base habitual en Aínsa.

Consusa inferior

Consusa y Trásito

El primer día íbamos a combinar Consusa inferior y Trásito inferior. El primero bajaba un hilillo pero tenía las marmitas trampa llenas que es lo importante para salir más cómodamente de ellas jeje.
Amenazaban lluvia por la tarde, pero a esas horas ya estaríamos fuera del peligroso Consusa. Pese a ser sábado, no había nadie en el barranco, seguramente las lluvias alejaron a los barranquistas de la zona. Para variar, hicimos el barranco en menos tiempo del reseñado y enlazamos el retorno del Consusa con la carretera hacia el Trásito inferior.

Consusa inferior
Consusa inferior

Era la primera vez del Trásito inferior para la mayoría e íbamos ligeritos porque aparte del frio que hacía en general, se puso a llover cada vez con más intensidad, hasta empezar unas tormentas bastante fuertes en las partes altas. Estar escuchando truenos contínuamente mientras estás en pequeñas gorgas no es una sensación muy buena, así que íbamos controlando el caudal, las zonas de resguardo y cuanto nos faltaba de barranco.
Después de una hora aproximadamente, el caudal había empezado a subir ligeramente, pero nosotros ya estábamos fuera de la zona estrecha, saliendo a Estaronillo, donde confluían diversos afluentes y el rio Yaga, que ya bajaba muy cargado y chocolate.

Trásito inferior
Trásito inferior en la parte de arriba, todavía casi seco

No había parado de llover desde hacía mucho rato y cada vez más fuerte, así que emprendimos el retorno por la pista en búsqueda del coche, que nos esperaba varios kilómetros más lejos ya que no podía pasar porque los barrancos menores que bajan al rio Yaga iban muy desbordados e impedían el paso del coche (nos hacía la combinación nuestra amiga Patri). Al pasar por la zona del Mirabal, el rio iba en crecida, marrón y con 1-2 metros por encima de su caudal normal.

Cambiarse de ropa, recuperar el segundo coche, llegar de vuelta a Aínsa bajo la lluvia y de noche fue toda una aventurilla también, pero nos merecimos una cena caliente, unos juegos y una botella de Pacharán ;D

Agua sin parar

Toda la noche estuvo lloviendo y el día siguiente se levantó bastante frio. Solo chispeaba así que nos fuimos a buscar descensos flojos para ver si era posible meterse en alguno, aunque no teníamos mucha esperanza. Pasamos por el Viandico donde se estaban metiendo empresas de aventura (sería el único factible) y seguimos hasta la Garganta de las Gloces, que tenía toda su cabecera nevada. De hecho, estaba cayendo agua-nieve en el parking y estábamos a 3 grados. Hubo una intención de meterse pero nos asomamos a la salida de la garganta desde la carretera y bajaba totalmente desbordada. Impracticable.

Cabecera del Gloces

Recogemos trastos y nos vamos de visitas turísticas por la zona de Ordesa para ver como van los caudales.
Primera parada en Broto para ver la cascada de Sorrosal en crecida, impresionante. Alguno todavía valoraba meterse x’DD
Había gente con kayak entre la cascada y el rio Ara, imaginaros que caudal debía de bajar.

Cascada de Sorrosal en carga

De ahí hacia Bujaruelo nos paramos a ver la Garganta de los Navarros que bajaba en carga de lluvias, porque deshielo con el frio que hacía todavía no había empezado). Y subimos hasta el Salto del Carpín que escupía mucha agua aunque creemos que era factible.
Todo el resto imposible por supuesto, pero daba mucho gusto ver tanta agua por todas partes.

Garganta de los Navarros
Garganta de los Navarros

Aquí un gráfico de la crecida del rio Ara tras las lluvias.

Dos días más tarde…

…volvimos al Gloces a ver si había bajado y ya no estaba ni chocolate ni desbordado, pero con caudal alto/muy alto que podía poner problemas, así que tampoco lo descendimos. La garganta no se va a mover de allí.

Gloces

Equipo: Poli O, Alex Andrea, Luis R, Carlos B, Patri N, David Domingo
Texto: David Domingo
Fotos: Poli O, Alex Andrea

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados