Male Vesse 2014

malevesse

Algunos barrancos tienen una historia detrás que añade al descenso un punto de interés especial. El barranco de Male Vesse en los Alpes-de-Haute-Provence en Francia es uno de ellos: uno de los últimos descubrimientos de envergadura en los Alpes, en una zona remota y espectacular, un descenso largo y duro pero con unas sensaciones increíbles de soledad y compromiso. Para mi, uno de los mejores barrancos de Europa si buscamos esos rincones inhóspitos y alejados, en ambientes alpinos y que suponen un gran esfuerzo.

Información y plan

La referencia de información para el Male Vesse es Caracal, una de las figuras clave del barranquismo francés y aperturista de este barranco. A través de sus libros y reseñas ha documentado este descenso con detalle y actualmente lo descienden bastantes grupos cada temporada.

Su libro “Male Vesse et 12 fiches canyons” contiene la mejor y más extensa reseña del barranco, además de otros descensos en los valles colindantes alrededor del rio Bléone y el macizo de l’Estrop, también poco transitados y de gran envergadura.

Otras reseñas son las que hay en el libro “Le Tour de l’Europe en Canyon: Les plus belles descentes” (del mismo autor Caracal) que es suficiente para el descenso, la crónica-reseña de Nitu, Barrankas, Tente y Pivón para Barrabés en lo que fue el primer descenso nacional, así como la crónica de teropus para Tracalet.

Este descenso sólo puede realizarse a partir de finales de agosto e inicios de septiembre, dependiendo de la cantidad de nieve que quede por la zona, ya que es necesario que no queden neveros dentro del cañón, y éstos aguantan bastante en su interior.

Male Vesse

La aproximación al barranco es muy larga (4-5 horas) y la última parte algo expuesta, así que yo recomiendo partirla en dos días, durmiendo en el refugio de Estrop al fondo del circo que corona la Tete d’Estrop, y así poder descansar y el segundo día afrontar lo que queda de aproximación y todo el largo descenso con más calma.

Saliendo desde Barcelona como es nuestro caso, plantería un viaje de mínimo 3-4 días para el descenso del Male Vesse a un ritmo plácido para disfrutar de la actividad (aunque se pueda hacer en menos, claro). El primer día se conduciría hasta lo más cercano a Alpes; el segundo se realizaría la última tirada de coche hasta el aparcamiento y la subida al refugio (dan de cenar a las 19:00); el tercer día acabaríamos con la última parte de la aproximación y se realizaría el descenso integral; y el cuarto y último podríamos realizar a primera hora un barranco corto complementario como La Blache y conducir de vuelta a casa.

Aproximación

La aproximación es larga y dura, hay que ascender mucho desnivel (más de 1000 metros positivos) con mucho peso, ya que hay que subir cuerdas largas, material de reequipación (las instalaciones sufren bastante en este barranco alpino), ropa para el refugio (si se hace en dos días) y otros materiales. Por este motivo es mejor tomárselo con calma y disfrutar de los paisajes de la zona.

El primer día en unas 2h30m – 3h00m llegamos al refugio d’Estrop. Calculad que a las 19:00 empieza la cena, así que no podemos empezar a caminar muy tarde. Nosotros llegamos justos de tiempo. El camino es evidentísimo con marcas amarillas y rojas, remonta el rio Bléone hasta las praderas d’Estrop donde se encuentra el refugio.

En el refugio nos encontramos con el guarda Olivier, que es muy atento y conoce muy bien las condiciones de la montaña. Cuando llamemos para reservar (obligatorio), podemos preguntarle por el estado del barranco ya que él sabe como está y si lo han descendido ya esta temporada.

Male Vesse
(esto no es el refugio, es una cabaña adjunta al refugio :)

La cena es abundante y se utilizan ingredientes encontrados en la misma montaña. Su sopa de ortigas es famosa y tengo que decir que es deliciosa, aunque quizá me supo mejor después de cargar casi 100m de cuerda durante toda la ascensión de 850m de desnivel :)

Allí también nos encontramos a Phillipe, un montañero local que tiene como segunda casa aquellas montañas y aquel refugio, y que conoce cada palmo del terreno a la perfección. Él nos asesoró con algunos detalles, nos contó historias del valle y, de forma espontánea, se ofreció a acompañarnos a la cabecera del barranco al día siguiente.

A las 22:00 ya estábamos durmiendo y a las 4:00am nos levantamos. Philippe ya nos esperaba en el comedor. La recomendación es empezar a andar a las 5:00am ya que todavía queda mucha aproximación por delante, el descenso es largo y por la tarde es más probable que se formen tormentas, que podrían complicar la progresión y rápeles finales en caso de crecida. 

Male Vesse

La aproximación por la mañana continúa en ascenso hacia la cresta de Crabières, que no se ve desde el refugio, pero se intuye. El camino está fitado para llegar a la Tête d’Estrop, y en cierto momento, hay que abandonar el camino para enfilarse a la cresta. Hay 1 hora de ascenso. El momento de coronarla es mágico, el sol empieza a mostrarse por detrás nuestro y al asomarnos al otro lado vemos todo el gran circo y vale del Male Vesse, y allí abajo, muy abajo, 400 metros más abajo, está la cabecera. Queda una tartera de piedras con mucha pendiente que asusta. Pero la realidad es que se baja con más facilidad de lo que parece. Siguiendo hitos al principio recto hay que intentar no resbalar, ya que los primeros 50 metros son los peores. Luego se flanquea por los bloques más estables a la derecha hacia un pequeño árbol y de ahí al fondo del valle es más fácil. Esta bajada dura 1 hora más.

En la parte superior de la cresta puede que haya instalaciones para rapelar los primeros metros, o almenos algunos hitos que indican cual es la zona más estable, pero cada temporada cambia.

Male Vesse

Una vez en el fondo del valle, mirando hacia arriba pueden verse los rápeles del Male Vesse pre-superior, que tiene menos interés. Para acceder hay que hacer un flanqueo muy expuesto desde la cresta. Mirando hacia abajo y tras pasar un caos de bloques, rápidamente nos encontramos que el suelo se hunde en un abismo. Es la cascada de 112 metros que da inicio al descenso. Estamos en la cabecera.

Allí desayunamos, nos despedimos de nuestro improvisado amigo Philippe, nos equipamos y para dentro!

Male Vesse

Descenso

Como muchas otras crónicas y reseñas del Male Vesse, no voy a explicar en detalle el descenso, ya que es muy difícil de explicar las sensaciones, paisajes y maniobras que contiene. No es el barranco más bonito, ni más encajado, ni más solitario, ni más técnico que he realizado, pero tiene algo especial. Es estético, grandioso, alpino, salvaje y brutal.

Male Vesse

Algunos comentarios útiles:

  • En la temporada 2014 las instalaciones estaban correctas. En la primera cascada, el fraccionamiento que hay a -25m no es nada bueno, es mejor ir al -55 directamente.
  • Suelen haber neveros por el barranco siempre, y si todavía son muy grandes deberán cruzarse por debajo, por el túnel que excava el agua, pero id con cuidado porque es peligroso en caso de colapso. 
  • No resbala.
  • Hay una parte de oscuros pero no es imprescindible el frontal, aunque la instalación de un rápel puede costar un poco encontrarla a oscuras.
  • La parte inferior tiene bastante pateo y muchos destrepes (alguno delicado) y pequeños rápeles. Se hace bastante larga.
  • El descenso no es muy técnico, los rápeles no son difíciles, hay algunos pasamanos a montar y las pozas cubren algunas aunque si hace un buen día, con peto + chaqueta de kayak es suficiente.

Tras los 12 estrechamientos de la parte inferior, el barranco se abre en una inmensidad de bloques y encontramos la pista que hemos cruzado en la aproximación del día anterior. A la derecha en pocos minutos tenemos el vehículo.
Nosotros tardamos unas 7h30m de descenso, dos personas a un ritmo calmado. En un grupo de 4 personas con 4 cuerdas podéis calcular unas 6-7h de descenso.

Male Vesse

El descenso del Male Vesse es una actividad muy completa, un espectáculo deportivo escondido entre las montañas, un paraje lejano y alpino, un descenso recomendado a todos los barranquistas que buscan las actividades diferentes.

EXTRA: Descenso de La Blache

Aparte de los barrancos que se encuentran en los valles contíguos del Male Vesse, un poco más al sur hay otro descenso para combinar con el gran Male Vesse el día anterior/posterior. Se trata de La Blache, un descenso corto y fácil, pero bueno y completo, merecible si se está por la zona. La reseña está en Descente-Canyon.

Blache

Es un barranco que realizan empresas y por eso está muy bien instalado (dobles instalaciones) y reseñado. Es bastante acuático ya que en la parte superior hay la confluencia de diversos afluentes que caen con cascadas abiertas al cauce en un lugar muy visitado y estético.

Blache

Después el barranco se engorga en una grieta profunda de unos 50 metros. Esos últimos dos rápeles son los más interesantes del descenso y te dejan en una rampa antes de desembocar al rio Ubaye, pero hay que salir por una pequeña via ferrata que remonta por la roca de la izquierda hasta la parte llana del descenso, que te lleva al vehículo. Es peligroso entrar en el rio o intentar salir por él. Más en nuestro caso, que había llovido el día anterior con fuerza y el rio bajaba crecido con un agua negra muy asquerosa.

Blache

Más fotos del Male Vess y otros barrancos de ese viaje a Alpes en la siguiente galería:

Canyoning in Hautes Alpes, Alpes-de-Haute-Provence and Val di Susa (France/Italy, sep2014)

Equipo: Arantzazu Aguilar, David Domingo
Texto y fotos: David Domingo

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>