Val di Susa 2014

15538898921_4529c7808a_h

El Val di Susa es una zona de los Alpes italianos muy cerca de la frontera con Francia, cerca de Briançon y de los barrancos de Écrins, y es por eso que quizá es un poco menos conocida, pero contiene unos cuantos barrancos muy buenos y merece una visita obligada dentro de un plan por los Alpes franceses/italianos.

Susa es un pueblo más turístico, para visitar sus monumentos y callejear por el centro, pero si se sube un poco más hacia arriba se llega a Novalesa, un pueblo más pequeño y rodeado de un circo de montañas y cascadas como pocos lugares he visto. Al llegar, impresiona las posibilidades, unas laderas muy verticales que se elevan hasta una cresta a 3000 metros (con picos de 3500 metros), agrietadas por barrancos verticales que acaban en grandes cascadas al llegar al fondo del valle.

Views from Mardarello

En pocos kilómetros hay unos 4 o 5 barrancos que merecen la pena descender, para todos los gustos: verticales, estéticos, divertidos, así que esta zona da para 3-4 días de barranquismo de calidad. Nosotros descendimos tres de los más importantes.

Algunos consejos logísticos/gastronómicos sobre la zona:

  1. Viniendo desde Francia, la autopista italiana es muy cara, unos 7,5 euros por pocos kilómetros. Si no se tiene prisa, la carretera nacional no es mala y se puede evitar el peaje.
  2. En Novaleses hay una red wifi abierta para conectarse a internet. El mejor punto para coger cobertura es el puente donde muchos afluentes del rio se juntan.
  3. En Susa la mejor pizzeria es la Pizzeria Italia, nos la recomendaron la gente local y confirmamos su calidad.
  4. Las pistas que suben por las laderas por encima de los pueblos están cortadas para los no-residentes. No recomendamos que intenteis subir ya con vuestros vehículos.

Barrancos descendidos: Mardarello, Claretto, Gioglio

Mardarello

Este barranco (y todos los de la zona realmente) sufren de crecidas muy rápidas y fuertes, debido a que su cuenca de recepción es grande y muy vertical (se llega a ver la cresta a 3000 metros desde el pueblo). En el 2011 hubo una gran crecida que arrastró muchísimo detrito sólido y destrozó todas las instalaciones.

Después ha sido reequipado de forma mínima y poniendo instalaciones fuera del agua totalmente, algunas muy escondidas o muy altas. Así que la mayoría de rápeles son por fuera del agua, muy a nuestro pesar.

Mardarello

De todos modos, en nuestro caso nos sirvió para una primera toma de contacto con la zona y evaluar el caudal de esta agua gris típica de la zona. Solo hicimos la parte inferior, que se accede por la aproximación del Claretto, cruzando éste por la pasarela que parte el descenso, y llegando a una antigua Via Ferrata que cruzaba por el cauce el Mardarello y que la gran crecida se la llevó. De hecho, para acceder a esta parte inferior se rapela desde las instalaciones que sobreviven de la ferrata.

Un par de detalles sobre los dos últimos rápeles:

  1. La penúltima instalación está muy alta, en una repisa a la derecha orográfica. Para llegar hay que pendular desde el anterior rápel, sin llegar a la base del rápel y yendo a buscar la repisa. Desde la base es difícil llegar, nosotros dejamos un cabo de cuerda para ayudarse.
  2. El último rápel R53 recuerda bastante al rápel del Bassin Fouquet del Bras Rouge en la isla de la Réunion, un canalón que concentra el caudal y empuja muy fuerte. A 2 metros de la cabecera hay un desviador para evitar ir por el caño, aunque sin el desviador y abriéndose bien de piernas, tampoco se sufre en el rápel. Cuidado con meterse en el canalón en plan “tobogán-rápel” porque uno de nosotros haciendo eso se le salió una bota de la fuerza que tenía el agua.

Mardarello

Claretto

Es el mejor barranco de la zona y uno de los mejores de Europa. Tiene gorgas muy pulidas, oscuros, verticales, buenos rápeles, maniobras laboriosas y deportividad, que lo convierten en un descenso muy completo.

Merece la pena hacerlo integral, aunque no lleve mucha agua se disfruta igual, y siempre hay que estar alerta de posibles crecidas, ya que son muy rápidas y pueden dar problemas, como por ejemplo pasó a nuestro amigo Knet y su grupo (podeis leer la crónica aquí).

Para su aproximación, se puede seguir la pista cómoda todo el rato, o bien ir cortando las Z por el sendero Monati, bien indicad todo el rato.

Claretto

Una vez empiezas, te encuentras con un montón de rápeles en gorgas pulidas que tienen instalaciones mínimas, monopuntos y muy protegidas de las crecidas (incluso escondidas, buscad por los huecos). Algunas muy altas y expuestas, que casi obligan a montar un pasamanos a cuerpo para llegar con seguridad. Recomiendo llevar un alargo de baga de anclaje o una daisychan para llegar de forma más cómoda y segura a ellas.

En muchos casos, no hay instalación y hay que realizar destrepes complejos, o bien no encuentras nada y tienes que montar algo en un árbol o un bloque, como nos pasó a nosotros a mitad del descenso. Las crecidas son muy duras en estos barrancos. Así que olvidaros de saltos también.

La última cascada fraccionada empieza por un R24 con 2 desviadores fáciles de poner. De ahí se llega mediante un R60 a una marmita colgada, que cubre, pero que se puede salir al umbral para montar el siguiente rápel de forma segura sin pasamanos. El último R60 es por fuera del agua, pero ya no importa porque estás extasiado de todo el descenso :D

Claretto

Gioglio

Si sigues mirando cascadas hacia la izquierda en el circo, después del Mardarello y el Claretto que están muy cerca, se divisa otra gran cascada de 100 metros un poco más lejos. Se trata del Gioglio, un hermano pequeño que también merece una visita.

A nosotros nos atrajo porque llevaba más agua que los otros dos y porque parecía un descenso fácil en la reseña. Luego leímos que unos holandeses lo habían reequipado por dentro del agua en todos los rápeles, y cogimos su nueva topografía también para poder decidir una vez dentro.

Como he dicho antes, la pista de subida está cortada, solo accesibles para la gente del poblado que hay en el medio de la ladera. Nosotros hicimos la aproximación a pie en compañía de una familia italiana que vivía en el poblado y que estaba paseando. Contando la historia del valle y de los barranquistas que venían a descender las cascadas, se nos hizo una subida muy amena. Justo antes de llegar al poblado, se deja la pista para coger un camino muy marcado que lleva al cauce.

Del descenso podemos decir que se pilla más agua que en los otros, aunque no da ningún problema y se puede hacer todo por el activo. Las instalaciones originales están en buen estado, y han estado reaseguradas posteriormente. La reeinstalación por el agua de los holandeses también es aceptable pero la descripción de los rápeles que encontramos no coincide con la realidad, OJO.

Gioglio

Aunque al principio es un poco anodino, el rápel en S es muy estético y el R53 posterior también. Después de eso llegas a la gran cascada, donde nosotros tuvimos que trabajar extra porque no encontramos los fraccionamientos por el agua y nos tuvimos que cambiara la via seca/original remontando y reinstalando los rápeles. Nosotros pensamos que la via del activo empieza al principio del pasamanos y hay que tendir hacia la izquierda orográfica, donde está el agua. Allí deben estar los fraccionamientos 20-20-70 que se indican.

La via seca es muy clara, desde el final del pasamanos hay un 6 para salir a la vertical, y luego dos 55 verticales y directos, aunque las reuniones son bastante pequeñas. Después de esta cascada, lo que queda es destrepable con cuidado y ya no hace falta sacar la cuerda.

Más fotos del viaje (que también pasamos por Alpes-en-Provence y Hautes Alpes) en este álbum:

Canyoning in Hautes Alpes, Alpes-de-Haute-Provence and Val di Susa (France/Italy, sep2014)

Equipo: Arantzazu Aguilar, Raul Estévez, Raul Rodríguez, Carlos Borges, David Domingo.
Texto: David Domingo
Fotos: Raúl Rodríguez, David Domingo, Raul Estévez

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados