Mascún en crecida

Pues como ya dijimos el pasado finde estuvimos en Guara de nuevo tras abundantes lluvias para ver si podíamos coger algun barranco “alegre”.
La semana anterior Droid había estado con el curso y se podía hacer todo, pero las lluvias que habían caído durante la semana ya nos hacían pensar que alguno barranco se habría puesto imposible.

De hecho, Vistor y Cris que iban a subir se rajaron a mitad semana por las lluvias caídas y previstas…. e hicieron bien ;D

El equipo se quedó en Droid, Gabi, neo-4 y un servidor, que nos embutimos todavía no sé como en el coche de Droid para tirar hacia Guara.

El viernes al llegar llovía y en Las Almunias de Rodellar corrían rios de agua por las calles… maaalo. Aún así mantenimos el plan que teníamos de hacer el Mascún el sábado, ya que el finde anterior estaba muy factible y quizá no había subido el nivel tanto.

El sábado amaneció bastante raso y nos fuimos para arriba. Llegar a Rodellar y ver como bajaba el rio ya nos anunció que era probable que aquel día no barranquearíamos pero aún así, la ilusión de coger un Mascún cargado nos tiró hacia arriba.

Mascún desde Rodellar

La anterior vez que vinimos estaba tan seco que no nos mojamos en la aproximación porque el rio se podía cruzar por encima de las piedras y por ese motivo no nos acordábamos de cuantas veces había que cruzar antes de llegar a la costera de Otín.

La primera vez de cruzar fue la más crítica porque no sabíamos la fuerza real del agua, así que pusimos muchas precauciones. El agua llegaba por encima de la rodilla pero se pasaba bastante bien, mejor de lo pensado. Aunque no vestíamos todavía los neoprenos y se nos quedaron las piernas rojas del agua fria jeje ;)

DSC03705

A ese cruce le siguieron los 4 o 5 más que se han de hacer hasta llegar a la costera de Otín, aunque los siguientes el agua estaba más mansa. Lo podeis ver todo en el video.

Cruzando el rio

DSC03710

También hicimos un cálculo del caudal que llevaba y bastantes foto-videos para saber el nivel del rio cuando NO se puede hacer el barranco superior.

Tras dejar el rio y todavía con esperanza, nos subimos la costera de Otín a buen ritmo (desfondao, para algunos ;D) y disfrutamos de las vistas con la Catedral:

Catedral

Luego cruzamos el pueblo de Otín, la pista y dimos la vuelta al monte para aparecer en la cabecera del rio. El afluente bajaba bastante pero al llegar a la confluencia de los tres afluentes y juntarse todo el rio, se nos vino abajo la esperanza porque llevaba mucho caudal:

DSC03724

Un poco de pateo más por el rio y llegamos al Salto de las Lañas, espectacular con tal caudal de agua:

Salto de las Lañas

La primera poza estaba totalmente revolucionada con tal cascada de agua. Todo eran movimientos y espuma. La salida estaba cubierta por agua como mínimo 50 cm, así que sería posible que se te llevase directamente ya que no hay anclajes para salir de ella.

Salto de las Lañas

En la siguiente foto se ve mejor como la poza te escupiría hacia la siguiente repisa que no cubre donde está la reinstalación del segundo rápel.

Salto de las Lañas

Y la última cascada larga ya se esquivaría para caer en la gran poza, que es la primera vez que la veo con agua en movimiento.

Salto de las Lañas

En este punto decidimos desistir y no intentar bajar el barranco. Habían sido 3 horas de subida desde Rodellar pero aquello era demasiada agua.
El Salto de las Lañas no nos asustaba, era bajable, y los siguientes rápeles también pensábamos que serían factibles, pero el miedo estaba en la zona estrecha y en los Oscuros de Otín, ya que nos darían muchos problemas con tanta agua corriendo y también nos acordamos que en nuestra anterior visita a Guara, un barranquista catalán falleció en esa zona con un caudal similar.

De hecho, para el primer Salto hay instalaciones exteriores para bajar a la gran poza desde el lado izquierdo:

Reuniones exteriores Salto de las Lañas

Salto de las Lañas

Y pensamos en bajar para echar unas fotos desde abajo o incluso auxiliar a alguien que intentase bajar por el chorro… y luego remontar el rápel de 33 metros, pero pensamos en usar mejor el tiempo e irnos a ver si podíamos hacer la Virgen u otro barranco de la zona menos cargado.

Así que de vuelta se nos puso a llover mucho a la altura de Otín y nos refugiamos un buen rato en una de las casas. Tras eso, ya era muy tarde para meterse en algun barranco, y nos acercamos a ver como iba el Otín.

Bajamos hasta el cauce e iba así:

DSC03752

Muy pasado para hacerlo por lo que hemos visto después. Allí no podíamos hacerlo por no tener permiso ni tiempo para hacerlo con seguridad.

Nos quedamos en la orilla comiendo y descansando un rato y pudimos comprobar como la tormenta que había caido 1 hora antes hacía subir el caudal y llevar el agua más chocolate durante un rato (30 minutos) para luego volver a su caudal anterior.
Así que si hay tormenta ya sabeis que el Otín la notará.

Os dejo el video de toda la aproximación al Mascún cruzando el rio y luego las escenas del Salto de las Lañas que no tiene precio ;D

Y por último dejo una foto de un lugar que traerá buenos recuerdos a unos cuantos (bueno, a 2 o 3 jaja):

DSC03771

Alguna foto más de la jornada aquí:
http://www.flickr.com/photos/_sml/sets/72157605156493217/

Parece que tenemos el gafe con Guara y sus caudales este año. A ver si la próxima vez que vamos se dejan hacer los barrancos acuáticos ;)

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>