Gorgues de Núria con caudal alto

Hace dos semanas, mientras quedábamos con David (El Bannanas) para hacer el barranc de la Caramella en Els Ports, me hizo una proposición un poco suicida pero tentadora a su vez: ir a descender las Gorgues del Nuria el día 15 de Junio.

Tras el mes de lluvias, la saturación del terreno y el retraso del deshielo, debía ir bastante fuerte, y les Gorgues del Nuria son bastante famosas por sus movimientos peligrosos del agua y porque ha habido bastantes muertes en su interior (creo que unos seis barranquistas han perdido la vida en su interior).

Así que estuve valorando seriamente el descenso e intentando conseguir el máximo de información posible antes de confirmar que subiría con la gente de Valencia (Bannanas, Antonio, Jorge, etc).

Sería mi tercera vez en las Gorgues del Nuria, pero las otras ocasiones lo cogí con caudal normal de estiaje (fui en Agosto) y ahora no tendría nada que ver.

El martes de esa semana fui a hacer el Torrent de la Corba con Silvia, Hugo y Jaume, un barranco sencillo sin caudal que está muy cerca del Nuria, así que al acabar el descenso nos acercamos hasta la estación de Daió, al lado de Queralbs para ver como bajaban los rios Nuria y Fresser, que allí se juntan.

El rio Nuria estaba así:

Nuria

Para interpretar ese caudal hay que tener una medida previa en otras épocas de menor caudal, pero tal como bajaba el agua ya nos hacía pensar que iría fuerte o muy fuerte. Sin embargo, la medida fiable se encuentra en la represa de entrada al primer tramo, y hasta allí no tendríamos acceso hasta que llegara el gran día.

La previsión metereológica empezaba a estabilizarse a lo largo de la semana, aunque habría algun chubasco por la zona el viernes noche y para el domingo daban una primera parte del día de estabilidad y por la tarde llegaba una perturbación.
No obstante, la cantidad de agua caida en las últimas semanas tenía el terreno saturado y en cuatro días de sol-nubes era imposible que un barranco de esas dimensiones pudiera desaguar lo suficiente para encontrarselo con un caudal típico de Junio (normal-alto).

El jueves volví a salir a barranquear, esta vez fuimos con Hugo y Jaume a hacer el Canals en la valle de Sadernes. El día fue magnífico porque hizo mucho sol y el barranco llevaba un hilo de agua y las pozas llenas, algo poco habitual.

DSC04333

Vi como había desaguado aquel barranco y con el día que hacía pensé que el Nuria habría bajado su nivel un poco (graso error ;D), así que me animé y confirmé a David (El Bannanas) que iba al Nuria el domingo.

Por el foro de Cañones y Barrancos también habíamos hecho un seguimiento de toda la información ya que la gente de la UEC Tortosa habían hecho el descenso con RicardVic un mes antes con caudal alto y nos fueron aconsejando sobre los puntos delicados y poniéndonos videos y fotos de todo.

El domingo, David (El Bannanas), Antonio, Jorge y acompañantes salían de Valencia a las 3:00am directos a Nuria, así que quedé con ellos en Centelles sobre las 6:15am para subir juntos. Había que madrugar porque:
1) El deshielo aumenta el caudal a partir de mediodía.
2) La previ para la tarde anunciaba chubascos y tormentas.

Finalmente el equipo se redujo a David (El Bannanas), Antonio y yo. Antonio venía de un bautizo y una boda el día anterior y venía sin dormir (lo poco del coche). Yo había barranqueado el sábado levantándome a las 6:00am y luego por la noche estuve en una despedida de una amiga hasta las tantas y había dormido unas 3 horas.
Así que el día era perfecto para hacer un Nuria cargadito ;D

Llegamos a Queralbs y perdimos el cremallera de las 7:50. Así que fuimos a hacer un café y a ver el caudal en Daió de nuevo. Y casi perdemos también el cremallera de las 8:44 x’D

Datos de las 8:30am en el Santuario de Nuria (2000 metros aprox):
- Temperatura: 3,5 grados
- Precipitaciones últimas 24 horas: 6,5 litros
- Previsión: Intervalos nubosos y posibles chubascos

Como siempre, todos los domingueros y paseantes en el santuario se te quedan mirando cuando te ven en gayumbos y manga corta con una mochila amarilla gigante a la espalda donde sobresalen cuerdas y mosquetones por todos lados ;)

Empezamos a patear hacia abajo y nos encontramos con la presa del estanque del santuario soltando agua:

Presa de Nuria evacuando

Y por todos los pequeños afluentes que siempre estan secos bajaba agua. Primero un hilo:

Afluentes con agua

Pero en los más serios bajaba un caudal que ya quisiéramos para muchos barrancos:

Gran afluente

Viendo esta cantidad de agua empezamos a dudar de si podremos bajar el barranco, aunque siempre queda la represa y canalización que quita mucha agua justo al inicio de las gorgas. Había que esperar hasta llegar a ella.

Por el camino seguimos viendo un rio con mucha corriente:

Aproximacion

Y que deja marmitas completamente blancas de espuma en cada pequeño resalte:

Rio Nuria

A mitad aproximación, nos encontramos con una cascada que forma una contra perfecta en un círculo donde en el interior el agua está en calma y transparente, y en el exterior hay una corriente blanca de espuma que realimenta la base de la cascada de nuevo.

Y la gran cascada abierta que hay en la curva también lleva un mangazo importante. Algun día habrá que poner un par de chapas ahi ;)

Por fin, nos salimos del camino y bajamos a la represa. Llega el momento de la verdad. El agua pasa por encima de la presa más de 2 dedos. La corriente es fuerte para poderse pasear por encima de la represa, así que a ojo calculamos que sobrepasa 4 o 5 dedos en su parte central.

Represa, pasan 3-4 dedos

Las canalizaciones se llevan muchísima agua, pero la que queda no es nada despreciable ;) Aún así, viendo todo el agua que desaparecía hacia los canales, nos animamos mucho y decidimos entrar al barranco.

Monto mi cuerda en la instalación de la toma de agua (que cada vez es más precaria, ahora hay una sola cinta y un mallón pequeño), baja David primero, le sigue Antonio y yo cierro el grupo. Siempre llevaremos este orden en todo el barranco.

La llegada al agua nos hace comprobar que:
1) El agua no está tan fría como esperábamos. La temperatura ambiente ya era baja y no había tanta diferencia.
2) Hay corriente permanente pero si no pasa de la rodillas haciendo buen pie no te arrastra.
3) La roca resbala muchísimo. Todo está mojado (hasta las paredes), no ha crecido ningun organismo y es muy difícil agarrarse con las botas. Y yo sin 5-10, esta vez tengo que reconocer que las eché en falta ;)
4) Cualquier resalte provoca espuma y agitación en las marmitas. No hace falta que sea muy alto ni que entre en 45 grados. No son siempre grandes rebufos pero siempre chupan un poco:

Represa

Recogemos cuerda y avanzamos por el rio hasta el primer T4, que esta vez lo saltamos por la izquierda lo más lejos posible y en la vena de la corriente. Y a nadar para que no te pille ;)

T4

Seguimos por el rio sin mirar mucho el paisaje hasta llegar al T7. La forma de la marmita es alargada y no tiene huecos grandes donde formarse contras/drosages, pero no hay que fiarse. El tobogán no es opción válida porque vas directo por el chorro al movimiento, y si hay rebufo te coge seguro.

Nos cogemos al pasamanos colgado de la derecha, que es bastante incómodo pero que llega hasta una pequeñísima repisa al final con una buena instalación desde donde montar el rapel.

Antonio en el T7

David pasa la cuerda por la instalación y se la ata al arnés. Es mejor saltar desde allí lo más lejos posible en la vena que rapelar verticalmente hasta donde llega el chorro. Así que eso hace, cae lejos, la corriente le ayuda, nada y llega hasta el final de la marmita donde hay una chapa a la altura de la rodilla y donde empieza el siguiente pasamanos.

Desde allí David se asoma al siguiente T17 y no le gusta mucho lo que ve ;) Le da a la cabeza varias veces y yo ya pensaba que quería salirse, pero finalmente dice que bajemos. Con la cuerda monta un guiado para que bajemos Antonio y yo rapelando en lugar de saltar. Es más seguro.

Tobogan 7

Desde abajo el tobogán T7 se ve un poco mejor, no hay una gran seta que avise de rebufo, pero sin conocerlo mejor no arriesgar. La cuerda la dejamos puesta hasta que alguien haya pasado el siguiente obstáculo, quizá hay que remontar!

Tobogan 7

Ahora la peor visión es la del T17. El chorro baja fuerte por la parte derecha, impacta en el poza cerca de la pared de la derecha, donde hay un gran movimiento, pero toda la corriente con fuerza hacia la izquierda, donde la poza és más ancha y nos espera una contra que envía el agua hacia un fuerte drosage muy peligroso.

Las instalaciones aquí son abundantes:
- Una cuerda con nudos para dejarse caer y hacer el tobogán desde diferentes alturas. Impensable con este caudal. Caes al chorro que te hundiría profundamente y la corriente-contra te llevaría al drosage directamente. Yo creo que ni sales a superficie XD
- Una instalación para rapelar antes del pasamanos. Esto es para los menos osados que no quieren hacer el tobogan con caudal de estiaje. Se rapela por el chorro hasta la base. No aceptable porque el chorro lleva mucha fuerza y dificultaría mucho el rápel, además de golpear en el cuerpo y podría ahogarnos.
- Un pasamanos colgado a la izquierda hasta una instalación para rapelar por fuera de la cascada. La usada cuando hay este caudal.

Desde el pasamanos no se ve la parte izquierda y peligrosa de la poza con la contra y drosage. Así que David llega al final, monta un desembragable (en realidad, todos los rapeles que montamos eran desembragables) y empieza a bajar, tras apalabrar el procedimiento que íbamos a hacer.

David en el T17

Para salir de aquel pasamanos es muy recomendable llevar una pedaleta, ya que al estar colgados y la roca resbala muchísimo, es casi imposible hacer pie. Hay unos bucles en la cuerda del pasamanos pero estan bastante altos y cuesta usarlos.

David uso la mochila colgada de la instalación como pedal y rapeló hasta la base, donde desapareció de nuestra vista y la cuerda perdió tensión.

Tras un rato sin verlo aparecer en la salida de la poza, Antonio recorrió el pasamanos y fue hasta la instalación a ver que podía ver.

Antonio en el T17

No se veía gran cosa tampoco desde allí, pero David ya apareció al otro lado de la marmita, en el pasamanos del siguiente rápel donde había un tronco grande que había arrastrado el rio hasta allí en la última crecida.

Sería impresionante ver esa crecida ya que nos encontramos ramitas y restos de plantas en los pasamanos e instalaciones que estan a 1,5 metros del nivel de agua actual. Las instalaciones del segundo tramo por ejemplo habían sido cubiertas por la crecida ya que se encontraban llenas de paja, ramas y otros restos.
No tengo fotos de esto pero en el video se ve alguna cosa.

Siguiendo en el T17, Antonio se monta el descensor y le costó salir mucho del pasamanos, debido a que tenía que cargar con dos mochilas y los bucles para meter el pie eran poco útiles. Finalmente pone todo su peso en el piraña y saca las bagas. Empieza a bajar fácilmente y desaparece como había hecho David antes. La cuerda pierde tensión pero David me dice que todavía no baje hasta que Antonio no esté con él en la siguiente instalación.

Otro rato bueno mientras Antonio llega hasta la otra orilla, y para ello le ha tirado una cuerda a David que ha anclado a la instalación y que le servía de apoyo a Antonio para cruzar el drosage. Un poco más y llega al pasamanos y se junta con David.
Hablan un poco y me indican que ya puedo subir al pasamanos para bajar porque van a montar un guiado.

Misma operación que antes. Voy cargado con una mochila, el pasamanos es bastante cansino y para salir de él te desfondas, haciendo fuerza con los brazos para levantar nuestro cuerpo y usando los bucles de cuerda para meter los pies.
Tras ver los problemas de Antonio, pensé en otra técnica. Desde medio pasamanos donde se estaba más cómodo me monté el 8 y me “tiraría” desde allí, pendulando un poco. Para que el tirón del péndulo no fuera tan fuerte, decido pasar la cuerda por el 8 en clásico, algo que casi nunca hago y que fue un gran error.

Me lanzo (literalmente) del pasamanos y pendulo un par de metros hasta que me estabilizo, paso la baga larga por la cuerda que me hace de guía y empiezo a bajar. Estoy bastante desfondado y la baga se lía con la cuerda, además que el 8 no corre por montarlo en clásico. Y encima la cuerda del rápel que está dentro de la poza (porque se recuperaría por ella) se enrolla por todo mi cuerpo, así que tengo que hacer mucho esfuerzo para ir bajando.
Nunca más un 8 en clásico en rápeles guiados.

Por fin llego al otro lado de la poza pasando por encima del drosage sin tocar el agua hasta el final. Desde allí veo la cascada de cara:

T17

La fuerza de impacto de la cascada en la poza en la parte izquierda de la foto es muy fuerte. Y de allí la corriente se marcha hacia la parte de la derecha de la foto, que quedaba oculta desde la instalación.

Allí hay una chapa con una cuerda fija a la izquierda en una pequeña repisa en la base del rápel, donde te quitas la cuerda y luego te quedan 3-4 metros de drosage que hay que cruzar hasta llegar al pasamanos. Hay que saltar lo más lejos posible a la vena de la corriente que lleve hacia el pasamanos y nadar para evitar el drosage.
Si te pilla, te empotrará contra la roca y con la contra te devolverá hacia la cuerda fija y base de la cascada.

En la foto se ve la cuña donde hace drosage y al fondo la cuerda fija.

Drosage del T17

Tardamos aproximadamente una hora en pasar este rápel, de las dos que nos costó el primer tramo.

Tras este T17 que es lo más peligroso del primer tramo, quedan dos rápeles de 14 metros, que son fraccionables a saltos en repisas grandes y un rapel de 8 metros para evitar un resalte. Ya estábamos convencidos que saldríamos de allí.

El primero se rapela por la izquierda de la cascada casi sin tocarla hasta unas repisas grandes a la izquierda. Una a unos 5 metros y otra a unos 3 metros más alejada.

Antonio en el primer R14

Hasta allí llegamos todos, recogimos las cuerdas y observamos que la marmita era bastante más pequeña que los anteriores toboganes, así que la corriente en la vena tenía bastante más fuerza.

R14

Había que saltar lo más lejos posible en la vena, dejar que te arrastrase la corriente hasta hacer pie en el siguiente pasillo, porque el siguiente resalte estaba cerca. Como no sabíamos si haríamos pie y nos aguantaríamos, decidimos sacar la cuerda de kayak.
David se tiró cogida a ella y en el otro extremo estábamos Antonio y yo todavía en la repisa. Salto fácil, corriente fuerte pero a los 8 metros ya se levanta sin problemas, así que no hay riesgo. Recogemos la cuerda de kayak y nos tiramos uno detrás de otros hasta volvernos a reunir en el pasillo.

T/R8 del primer tramo

Atrás dejamos la cascada vertical con su cortina (literal) de agua:

R14 del primer tramo

Ahora llega un resalte-tobogan en curva, que con caudal de estiaje no tiene complicación y diría que se puede hacer sin cuerda, pero con ahora la corriente se te llevaría y te estamparía con las rocas que hay ya que no es nada limpio.
Para rapelar, hay una instalación en la derecha para montar un pasamanos recuperable hasta llegar a la esquina de la pared y desde allí una mini repisa se puede montar el siguiente rápel que dejaría en base del resalte o bien saltar lo más lejos posible.

Nuestra opción es rapelar desde el inicio del pasamanos hasta la pequeñísima repisa (cabe medio pie) y desde allí saltar. Sin montar pasamanos ni nada.

David en el R8 del primer tramo

Este resalte es pequeño y la poza es muy grande, así que la corriente sale en sentido perpendicular sin formar ninguna contra ni movimiento peligroso.
El salto se hace desde la derecha y la salida de la poza está a la izquierda, así que hay que cruzar la vena. El salto te deja en ella que te arrastra hasta la otra punta de la poza, pero sin problemas para salir nadando.
Yo aproveché para lanzarme de cabeza y así cruzarlo más rápido, aunque no sé si fue más efectivo. Debe tener el video o la foto David ;)

T3

Por fin llegamos al último rápel del primer tramo, un R14 desde un pasamanos a la derecha, que va por encima de la roca y donde hay una repisa para los pies muy buena a la hora de montarse el descensor y empezar el rápel.

En condiciones de caudal menores, está la opción de hacer un tobogán de 12 metros casi vertical. Es bastante arriegado y cañero, pero yo lo he visto hacer a bastantes personas. También está la opción más suicida de saltar desde la repisa del rápel. Unos 12 metros donde hay que apuntar muy bien, ya que delante hay una panza de roca y bajo el rápel hay varias repisas, así que tienes un margen de unos 2 metros solamente.

La opción normal es rapelar 10 metros y luego saltar desde una repisa enorme que hay a 5 metros. Esta vez también. La poza es pequeña, tiene forma redonda y la salida es estrecha. El chorro cae a la derecha, así que a la izquierda se forma una contracorriente que te devuelve a la base de la cascada.

R14

Hay que saltar al final de la marmita, no en su centro como normalmente se hace. Justo en la vena de salida del agua y no hay más problemas. Aquí se ve desde la repisa donde se ha de saltar… lo más lejos posible:

Ultimo R14 del primer tramo

Mirando hacia atrás se ve la cascada como entra casi vertical y una gran seta en la poza que indica movimientos bastante peligrosos. Esta vez el tobogán no es opción válida.

Último R14 del primer tramo

Tras esto, ya prácticamente está. Solo queda un resalte de 2 metros, que hay que rodear por la izquierda (roca resbala mucho) y saltarlo lo más lejos posible. Ojito porque la poza no es profunda y hay alguna que otra piedra. David se torció el tobillo allí por saltar desde la corriente, aunque Antonio y yo no pisamos nada.

Fin primer tramo

Desde allí, se anda por el rio hasta ver el Pont del Sastre. Fin del primer tramo.
Un poco de alivio y descanso en el puente, mientras los senderistas que aquellas horas todavía subían a Nuria se nos quedaban mirando sin imaginarse como podíamos salir de aquel agujero con aquella agua.

Para recompensar a unas chicas que nos preguntaron, salté el puente, aunque no había nada de ganas de volverse a meter al agua, y además no caí del todo perfecto y me dejé la mano roja para los siguientes 15 minutos.

Bajo el puente hay un rápel que casi nadie hace, porque es evitable y es más divertido el salto. La instalación está a la izquierda y cae vertical justo en el chorro, así que con caudal alto es todavía más peligroso, porque en la poza hay mucho movimiento.

Tras comer y beber, vemos que el torrent de Fontalba, un afluente por la derecha del Nuria baja también muy cargado:

Afluente del Salt del Sastre

Y algun otro afluente por la izquierda también hace subir mucho el nivel de agua del rio, casi duplicando el caudal entre el primer y el segundo tramo.
Por otra parte, el día se había cubierto y amenazaba lluvia.
Por estos motivos y por lo peligroso que se había puesto el primer tramo con solo 5 rapeles, decidimos no hacer el segundo tramo, ya que tenía 7 rápeles y también zonas muy críticas, además del doble de caudal.

Por tanto empezamos a bajar hasta el Pont del Sastre viendo los resaltes y el rio como había subido de caudal:

Rio Nuria entre tramos

Estaba claro que no podíamos meternos en el segundo tramo pero yo quería llegar hasta el primer rápel para ver allí el caudal que tenía en la curva y poder compararlo también con las fotos-videos de la gente de la UEC Tortosa cuando lo descendieron ellos.

Bajamos por el rio por la zona llana-caos hasta el pasamanos a la derecha (un poco sobrequipado) y finalmente a la instalación con la repisa equipada. Desde allí el giro que hace el agua en la rampa y la curva con semejante caudal es un espectáculo:

Primer rapel del segundo tramo

Aquel paisaje no se podía desaprovechar, así que pensé que sería una buena foto salir rapelando allí, y como la primera parte del rápel es en seco y con buenas presas, podía remontar bastante fácilmente sin tener que rapelar hasta abajo del todo.

Dicho y hecho. David me ayudó montando una polea humana para subirme luego, rapelé, me tiraron las fotos y videos correspondientes y luego me bloqueo la cuerda y David me subió.

Primer rapel del segundo tramo

Ahora ya tengo una foto decente para poner de cabecera de barrankos.com ;D

La maniobra de subida para los curiosos consistió en poner un Mini Traxion con un mosquetón de seguridad en la instalación y pasar por allí la cuerda (en simple obviamente), bloqueada en el sentido del rápel para que yo pudiera bajar normalmente.

Luego, la cuerda de retorno la paso por un croll David y se lo ató a su arnés. Y haciendo uso de su propio cuerpo y peso, iba haciendo polea para subirme. Había que estirar de mi cuerda y luego ir recuperando la cuerda ganada por el croll. En 4 o 5 viajes ya estaba casi arriba, ya que yo ayudaba trepando por la roca.

Tras la foto, remontamos hasta el Pont del Cremat y viendo como estaba el tiempo de nubes, nos bajamos lo más rápido posible a Queralbs en un camino de lo más anodino, por todas las veces que lo había hecho, porque llevábamos unas mochilas cargadas de hierros (spitador, spits, chapas, martillos, etc) y porque el cansancio acumulado no solo del barranco sino de todo el fin de semana era considerable.

Inicio segundo tramo

Llegada a Queralbs, comer, recoger, pasar por Centelles a separar coches y yo me volví a Barcelona mientras que Antonio y David todavía tenían un buen trozo hasta Valencia.

Gran día. Aprendí muchísimo de aguas vivas gracias a la experiencia de David y Antonio, a los cuales tengo que agradecer que fueran guiándome en las maniobras porque si llego a ser yo el líder allí dentro nos ahogamos los tres ;)

El barranco en esas condiciones es muy peligroso. Cualquier pequeño error te puede llevar a un rebufo o un drosage y con la fuerza que tenía la corriente salir de ellos puede llegar a ser complicado.
Yo me conocía el barranco pero con agua todo cambia. No hay que subestimar nunca su fuerza y yo no recomiendo a nadie que se anime a hacerlo con este caudal, a menos que se tenga mucha experiencia y se conozca bien como son cada rápel y poza del barranco. Documentarse bien!

A nosotros nos queda volver para hacer el segundo tramo. Yo no me quiero perder la última gran gorga con ese caudal!!

Por último, algunas fotos más:
http://www.flickr.com/photos/_sml/sets/72157605638496364/

Y aquí teneis un video, que no contiene imágenes de las maniobras porque estábamos muy atentos por ver lo que teníamos que hacer o actuar en caso de emergencia en lugar de estar con la cámara en la mano.
En un momento también digo que lleva caudal “muy alto” pero luego lo dejaríamos en simplemente “alto”, ya que el primer tramo todavía aceptaba algo más de agua.

Valoración: 9/10. Nuria me encanta y cogerlo con tanta agua, pese a las dificultades, le da un toque de fuerza y agresividad que lo hace todavía más grande ;)

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

2 Comments

  1. El Nuria , nuestra asignatura pendiente.
    Muy bueno el reportaje y muy buenas fotos.
    Mi enhorabuena.
    Seguir asi

  2. Ahora va todavía más fuerte que cuando lo hicimos nosotros a causa del deshielo.

    Yo esperaría a bien entrado el verano que siempre lleva bastante agua para disfrutarlo y así no hay que correr riesgos y solo os preocupais de pasarlo bien ;)

    Saludos!

Comentarios cerrados