Fotografía en barranquismo (I): Cámaras y material

11

Ésta es la primera parte de una serie de tres artículos dedicados a la fotografía en el mundo del barranquismo. Actualmente, hay muy poca gente que no lleve cámara de fotos a los barrancos y las opciones se han ido multiplicando en los últimos años. Con estos artículos, intentaremos enseñar los conceptos básicos para la elección de material, técnicas y trucos para hacer mejores fotos (y por extensión, videos).

El primer artículo trata de establecer unas bases iniciales sobre los tipos de cámaras y material disponible, y fue escrito por Juan M Casillas (Capitán Penurias, Blog) para la revista que se entregaba en el encuentro Mayencos 2012.

Otros artículos:
Fotografía en barranquismo (II): Técnicas
Fotografía en barranquismo (III): Temas avanzados

Nota: Esta información está escrita en la primavera de 2012 y, a nivel de tecnología, puede estar desactualizada por las contínuas novedades que van apareciendo.

Introducción

Cuantas veces habremos pensado “vaya foto buena que saldría aquí” mientras descendemos un barranco, y la mayoría de las veces no la hemos hecho, bien por no llevar la cámara, bien por pensar que no saldría, y seamos sinceros otras cuantas veces porque la situación requería toda nuestra “atención” (por no llamarlo miedo, vaya).

El barranquismo es un deporte de aventura que nos permite recorrer lugares espectaculares, y es una pena que por no conocer unas cuantas técnias básicas, nos volvamos sin un par de fotos de recuerdo. Además ahora, con la popularidad de la redes sociales, quien no quiere una foto chula para el perfil, ¿no? Gracias al avance de la tecnología, tenemos disponibles buenas cámaras todoterreno a unos precios realmente asequibles, que nos permitirán disfrutar haciendo buenas fotos.

Material

Lo primero que tenemos que pensar antes de comprar nada es ¿qué tipo de fotos vamos a hacer? y ¿cuánto nos queremos complicar la vida? A día de hoy, existen en el mercado muchísimas opciones a nivel técnico y económico para poder hacer fotos en los barrancos. Desde la cámara desechable acuática de película, hasta una carcasa estanca de buceo con la última reflex full frame. Evidentemente, ni los precios ni la ergonomía son iguales, así que lo mejor es darle una pensada. Si lo que buscas es guardar un par de recuerdos del barranco y como mucho grabar un video de algún momento puntual, la cámara que necesitas es pequeña, compacta y lo más automática posible. Además, está en la gama mas económica. Si lo que buscas es tener cierto control en lo que haces, pero no cargar como un mulo, ni complicarte mucho la vida entonces tu opción se centra en una compacta acuática sin carcasa de gama alta. Si lo que buscas es hacer fotos con todo el control, una óptica buena y seguramente RAW, entonces tendrás que irte a una solución con carcasa, que a parte de más cara, será mas incómoda de transportar.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que siempre consideramos que vamos a hacer fotos a la vez que hacemos el barranco, es decir, que no vamos a montar un set de fotos en un barranco, en el que podamos entrar y salir, o montar cuerdas fijas para buscar la mejor ubicación, etc. Esto implica dos cosas: por un lado, que el que hace fotos tiene que ser capaz de progresar por el barranco con seguridad y tener en cuenta que si te paras a hacer fotos, te retrasas, asi que está en desventaja con respecto a sus compañeros (además, según el equipo que tengas, lo mismo también cargas mas) y por otro lado, hay que tener en cuenta que en esas condiciones tienes que disparar “con lo que hay”. Y con esto me refiero a la luz, al agua y a los encuadres, como veremos más adelante.

Cámaras

Cámaras desechables de película “estáncas”

1

Si no hay para más, no hay para más. Esto es básicamente un carrete de 35mm metido en una carcasa en la que no entra el agua hasta los 3-5 metros (a no ser que hagas un salto a una poza no la vas a inundar por la presión) con un objetivo enfocado a infinito, y la sensibilidad que de el carrete (entre 100 y 125 ISO, algo baja para un barranco). Aunque no lo parezca, la película tiene mas latitud que el sensor, y pueden salir cosas curiosas. El principal problema es que como no se puede exponer, mas vale que haya buena luz.

Compactas básicas acuáticas y bolsas

32

Esto ya tiene mejor pinta. Son básicamente compactas digitales de gama baja, metidas en una carcasa estanca hasta 10-20 metros. Suelen estar pensadas para hacer fotos en la orilla del mar, en la piscina o para hacer snorkel, no para bucear 30 metros. No suelen permitir seleccionar los parámetros de disparo, por lo que el tema de la exposición suele ser un poco lotería, aunque se pueden sacar cosas interesantes teniendo algo de cuidado. El flash tiene poca potencia, y las ópticas suelen ser así así. Lo bueno es que son baratas, pequeñitas, y hay bastantes modelos.

4

Otra solución El cheap’o pasa por utilizar las conocidas “bolsas estancas” para las cámaras compactas. Si no la das mucha cera, y las cierras bien, pues puede que no entre el agua, pero vamos, que solo puede. Además, le pones un plástico bastante malo a la óptica por delante (ya de por si regular) vamos, que alguna foto podrás hacer, pero no esperes que te den ningún premio a la nitidez con este rig.

Compactas básicas avanzadas

65

Esto ya es cosa seria. Casi todas las marcas tienen su modelo, siendo Nikon la última en incorporarse al carro de las máquinas “todoterreno”. Si bien son sumergibles no muchos metros, a la par que estancas (bueno, las panasonic, así así) aguantan el “mal uso“, vamos, lo que vienen siendo golpes, frío, agua, vibración, etc. Suelen utilizar óptico períscopico, por lo que son bastante delgadas y con buenas pantallas, lo que favorece poderlas llevas directamente en el neopreno. Algunos modelos empiezan a dejar seleccionar los parámetros, mientras que otros van según los modos. Nosotros hemos probado las dos de las fotos, y ambas han dado un resultado fantástico. Cabe citar que la Nikon graba video full HD 1080i editable, y que trae GPS, y 15.000 cosas más. Desgraciadamente el precio de éstas cámaras oscila entre los 200 y los 350 euros.

Bridge + Carcasas

Las bridge son justamente eso, máquinas puente entre las compactas que no te dejan hacer nada, y las reflex que te dejan hacer todo. Lo bueno que tienen es que tienen el tamaño de una compacta grande, y las funcionalidades de una reflex. Lo malo es que el precio se acerca más a las reflex. Actualmente con la proliferación del formato micro cuatro tercios, las bridge están un poco de capa caída a favor de estas últimas, que permiten ópticas intercambiables, reducción del tamaño de los cuerpos, etc. El precio de estas últimas también se situa en la gama de las reflex, y a día de hoy, no he encontrado una combinación de cámara-carcasa que de la flexibilidad que da el rig de Canon.

7

Aquí está la segunda de la saga, la Canon G10. Los de Canon son conocidos por ser un poco frikis, y hace algunos años sacaron esta familia en plan experimento: una compacta con una óptica f/2.8 en su posición de angular (equiv. 24mm) totalmente manual, y que dispara en RAW. A parte pusieron un visor que no hace muy bien su función, pero que ahí está para los que gusten de echarse la cámara a la cara, unos diales perfectos, y un tamaño increíble. De hecho les fue tan bien que sacaron la G11, la G12 y la G12x. ¿Lo malo? Que los últimos modelos valen casi 600 euros, y que de los antiguos quedan pocos.

8

Otro regalo que nos hizo Canon con esta serie fue la fabricación de una carcasa específica para cada cuerpo. Una carcasa submarina. Que además, permite el manejo de todas las funciones de la cámara dentro de la carcasa (cosa que no todas las carcasas permiten). La carcasa WP-DC28 es la original de Canon, creada a medida para esta máquina. Aunque en internet se pueden encontrar algunos artículos sobre como adaptar las carcasas a los diferentes modelos (G11, G12), lo mas sensato es usar cada carcasa con su cámara. Aunque no lo parezca a simple vista, hay sutilezas en las máquinas y en las carcasas que hace que no cierren bien, y que haya que limar (o modificar) el conjunto, y eso es un ticket al desastre, sobre todo cuando metes estas cosas en el agua. El conjunto queda bastante hermosote, pero entra bien en una pistolera LowePro. El tamaño ya es significativo, por lo que hay que llevarla en la mochila en la gran mayoría de las situaciones, lo que supone un handicap a la hora de andar haciendo fotos.

9

Actualmente es el rig que utilizo para realizar fotos en los barrancos, y aunque me gustaría cambiarlo por una micro cuarto tercios con un 24mm, o una G12x, a este rig le quedan muchos barrancos por descender. Además, la G10 es una cámara excelente para llevar por ejemplo a escalar.

Reflex + Carcasas

Esto es el tope de gama. Opticas profesionales, control total de la máquina, buenos visores… pero ojo, llevar un rig de estos implica no poder moverse con soltura por el barranco (por no hablar de los miles de euros que van en la mochila dándose golpes).

10

Esta combinación solo tiene sentido en caso de que se vayan a hacer fotos profesionales (aka, de pago) y además, el fotógrafo tiene que ir solo con su material de fotografía, porque el rig anda por los 2-3 Kg de peso (y tamaño).

Este kit además se vende por partes (carcasa, cámara, soporte y domo). En las fotos se ve una carcasa Ikelite para una D300 (que no es de las más grandes) con un domo montado para un 17-55. El precio aproximado del rig andará por los 2500-3000 euros y pesa unos 3 Kg.

El viejo método del bote estánco

Una solución muy económica y que muchas veces pasamos por alto es el bote estanco. Es un poco incómoda porque tienes que andar parando, abriendo el bote y haciendo la foto, pero por ejemplo para barrancos secos o con poco agua, es una opción bastante interesante. Un problema que suele tener esta técnica es que al final no se cierra bien el bote y se inunda. Y yo creo que esto nos ha pasado a todos.

Frikada: Nikonos V

12

Aunque no lo parezca, hay todavía mucha gente que tira fotos en película, y aunque suene raro, a día de hoy, la película da mejores resultados que el sensor. Pero claro, tiene ciertos inconvenientes de sobra conocidos por todos. La Nikonos V es una máquina de película sacada por Nikon, diseñada específicamente para buceo. A parte de ser indestructible (se usó como cámara de guerra en Vietnam) tiene la ventaja de que la óptica es un gran angular con buena luminosidad, eso si, de enfoque manual. El único objetivo que nos vale en nuestro caso es el W Nikkor 35mm f2.5, que es anfibio (los otros son acuáticos y no valen para “seco”) La gracia de esta máquina es que a parte de hacer fotos en película (que siempre mola) es que por Ebay son terriblemente baratas.

En resumen: selecciona una máquina que cubra tus necesidades y que no te suponga una molestia llevarla, porque sino al final, no la llevarás. Mis requisitos son: que pueda disparar en manual seleccionando la velocidad, la apertura y la ISO, y que tire en RAW. Que tenga una lente decente (f/2.8 es muy bueno) y que el tamaño del sensor no sea muy pequeño. Si además rinde bien a ISOS altos, mejor que mejor).

Accesorios

Tarjetas

En el tema de la foto digital, el soporte de grabación es fundamental. La gran mayoría de las máquinas sobre las que hemos hablado trabajan con tarjetas SD o SDHC (olympus se empeña en usar el formato XD, y las reflex de gama alta usan CF). En principio por fuera son todas iguales, pero lo que marca la diferencia es la calidad de las memorias sobre las que están construídas, lo que afecta a la velocidad de grabación. Si trabajas con video, te tienes que gastar la pasta y comprar tarjetas que escriban rápido. Para saber la velocidad de grabación, en la tarjeta hay un numero que indica su clase. Por Ejemplo, Class 2 son 2 Mb/s Class 6 son 6 Mb/s, y así. Para video, hay que seleccionar Clase 6 en adelante. Además, la velocidad de grabación impacta directamente en la velocidad de la ráfaga de la máquina (y en lo que tardas entre foto y foto) así que cuanto más, mejor. Y ojo con las falsificaciones, que hay muchas.

Flashes

La gran mayoría de las compactas y las bridge (aun metidas en carcasa) tienen un flash integrado cuya única misión es rellenar las sombras, no iluminar. Sabiendo esto, se puede sacar bastante partido a este flash pequeño. También hay que tener en cuenta, que en la compactas activar el modo “flash” configura la máquina de un modo determinado (baja velocidad, por ejemplo) con lo que si no tienes cuidado, te saldrán las fotos con halos, o movidas, etc. Tampoco tiene mucho sentido intentar iluminar con el flash cuando el sujeto está a 10 metros, por ejemplo.

Lo que si puede tener sentido (según el tipo de barranco que vayas a hacer) es llevar un flash externo que te permita iluminar creativamente tus sujetos, para conseguir poder jugar un poco con la iluminación. El problema es que las carcasas para los flashes “secos” son carísimas, y los flashes submarinos son grandes, pesados y caros. Últimamente estoy probando un rig formado por mi Canon G10 y un flash de buceo Ultramax conectado por un cable de fibra óptica, que me permite (dentro de las limitaciones) poder jugar con la iluminación como podría hacer en seco.

13

Eso si, hay que tener en cuenta el peso, el volumen del rig y que hay que andar montando y desmontando el conjunto. Por no hablar que el uso de un asistente para sujetar el flash es altamente recomendable (o montarlo en una regleta, pero entonces aumenta el peso del conjunto).

Trípodes

14

En caso de que el barranco sea muy encajonado, o que la luz no acompañe (o que simplemente queramos tomar fotos con larga exposición) un trípode nos vendrá muy bien. El problema es el de siempre, el tamaño. Los trípodes “tabletop” que se usan para fotografía de producto nos pueden hacer el apaño, porque son bastante robustos y pequeños. Los gorillapod también pueden ayudar, aunque lo suyo es un trípode al uso. Como siempre, hay que sopesar el uso del trípode con el peso y la incomodidad de llevarlo en la mochila. Por no hablar de que los buenos trípodes, aunque pequeños, son caros.

15

Como llevar el Material

Lo más importante a la hora de llevar el material en el barranco es la seguridad tanto personal, como del grupo. Es preferible no hacer una foto, que hacerla y poner en peligro a algún miembro del grupo, ya no por posar, sino por andar poniendo y quitándose mochilas, o llevar colgado muchas cosas que entorpezcan las maniobras, etc.

Si la cámara es pequeña, lo habitual es llevarla metida en el pecho, entre el cuerpo y el neopreno. Tiene de bueno la inmediatez para hacer fotos, pero tiene de malo dos cosas: por un lado, que en caso de caida/golpe te la vas a clavar contra la caja torácica, que no suena nunca bien, y que la temperatura del cuerpo hace que se empañe la lente (ya hablaremos de esto).

Si por el contrario vas con algo más grande, pues depende. Si vas progresando por una zona fácil en la que no preveas que te vas a caer, pues puedes llevarla en bandolera en una funda resistente. Y digo preveas, porque si te caes y la estampas contra una piedra, adiós carcasa y luego adiós cámara, por no hablar de tus lesiones. En mi caso, suelo llevar la cámara dentro de la pistolera, y esta en lo más alto de la mochila. La pistolera la llevo anclada a la mochila con un mosquetón, para que no salga flotando. Cuando voy a hacer fotos, saco la cámara, me la cuelgo con la cinta, hago las fotos, y la guardo. Si el barranco es sencillo y los rápeles no son comprometidos, puedo hacer alguno corto con la pistolera cruzada por el pecho y una cinta sujetándola para que quede en un lado, porque si la llevas colgada, se te va a girar, y te acabará estorbando en las maniobras.

En caso de que sea un barranco comprometido, prefiero no hacer fotos a poner en peligro a alguien, que siempre se puede volver a repetir, ¿no?

Cuidados básicos

El material fotográfico es muy, muy delicado, por lo que conviene siempre tenerlo lejos del polvo y de la humedad. Lo malo que en los barrancos lo de la humedad siempre está ahí. En caso de que la cámara sea una “todoterreno”, lo único que hay que hacer es tener precaución de no golpear la cámara gratuitamente, y no abrir/cerrar el compartimento de la tarjeta/pila cuando estás en el barranco. Una vez que sales del mismo, suelo poner a secar el material en una zona que no le de la luz directa y lejos de una fuente de calor.

Si metes la cámara en una carcasa, hay que tener cuidado con la junta de estanqueidad. Esta junta tórica es la que se encarga de que no entre agua, así que antes de cerrar las carcasas hay que revisarla para que no queden pelos o suciedad Cuando compras la carcasa suele venir un bote de silicona para repasarla de vez en cuando y que mantenga la elasticidad.

Que hacer en caso de inundación

En caso de que le entre agua a la cámara, lo primero que hay que hacer es quitarle la bateria, luego la tarjeta, intentar quitarle todo el agua y meterla rápidamente en un recipiente con arroz (que lo tape) por lo menos 20 horas. No intentes apagar la máquina de botón ni cosas por el estilo. Da igual que la lente se quede extraída, quita la batería lo antes posible. Con suerte, la salvas. Si ha entrado agua en las lentes, es cuestión de tiempo que se acabe empañando o la salgan hongos, en cuyo caso la única solución es el servicio técnico (si te cubre daños por agua, que no todas). Otra opción, es que si tienes un horno con control de temperatura fino, lo pongas a 40ºC y metas la cámara dentro. Esto hará que se evapore todo el agua y la cámara se seque. Yo además llevo en la carcasa una bolsita de gel de sílice para que recoja la humedad y evite el empañado interior de la caja. Lo mejor, es evitar golpearlas o dejarlas en inmersión mucho tiempo. Estas máquinas están diseñadas para aguantar debajo del agua un tiempo (las carcasas de buceo mucho más) y realmente en un barranco no están sujetas a la presión que produce la inmersión, por lo que los sellados de las máquinas aguantan bastante más de lo que nos imaginamos.

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>