Écrins eXpress 2014

15355537977_ffd156380f_o

El parque nacional de los Écrins en los Alpes Franceses contiene algunos de los barrancos clásicos de alto caudal de Europa: Oules de Freissènères, Oules de Diables, Meije, Étages, Ga, etc. Barrancos que deben esperar al final del verano y al otoño para poder realizarse en condiciones asequibles. Estos barrancos no suelen llegar al nivel de compromiso y caudal de sus “primos” de las cuencas glaciares de Suiza, pero son un buen comienzo para acercarse a los grandes caudales que puede haber en Alpes.

A mediados de septiembre de 2014, realizamos un viaje a los Écrins y zonas colindantes para descender todo lo que los caudales y la méteo (tan inestable siempre en esa zona) nos dejaron.

Información de la zona

El libro de reseñas de referencia de la zona es Les canyons des Hautes Alpes Topographie de Henri Vincens, ya que contiene un gran número de barrancos (no sólo los más famosos) con un buen detalle. Si vas a la zona y te encuentras con lluvias que imposibilitan el descenso de los grandes, en este libro tienes siempre opciones para un plan B. Desde España se puede comprar en internet y en algunas tiendas muy especializadas, y en los propios Écrins nosotros recomendamos adquirirlo en la tienda Sports2000 en Pelvoux, que además del libro tiene mucho material para barrancos y otras curiosidades interesantes (recomendación de nuestro compañero Edgar de Casa de los Guías y nosotros lo corroboramos, trato exquisito).

En internet también hay muchas reseñas y crónicas muy útiles para estos descensos. Sobre todo es importante documentarse sobre la evolución de los caudales, el deshielo y la méteo en general de la zona, porque es influyente 100% en las posibilidades de los descensos a realizar, ya que en Écrins hay mucha agua en general (en los barrancos buenos).

Páginas y blogs de revisión obligada:
Barranquistas
Giputxi – 16 puertas al infierno

Eychauda

La zona está “muerta” a partir de septiembre y durante buena parte del otoño, ya que es la temporada baja de servicios porque en invierno tienen toda la temporada de esquí y en primavera-verano la de senderistas, escaladores y montañeros. Esto significa que los barranquistas que vamos en esta época a la zona nos encontraremos con muchas tiendas y bares cerrados y poca gente por el monte en general.

Los traslados entre valles del parque son bastante largos, así que es bueno planear bien el ataque a los descensos y recabar el máximo de información de caudales ya que, por ejemplo, Oules de Freissinères/Chichin y Oules de Diable se encuentran en valles totalmente opuestas y hay que dar la vuelta a todo el parque para poder hacer los dos.

Nosotros realizamos los siguientes descensos (que escogimos según equipo, méteo, motivación, etc): Pra Reboul, Oules de Freissinières, Beal Noir, Eychauda, Canyon du Diable, Tramaouillon.

Alps

Pra Reboul

Es un buen barranco para “aclimatar” antes de entrar en los grandes descensos que hay en el valle de enfrente. Su caudal puede evaluarse desde el aparcamiento del final que está muy cerca de las últimas cascadas, además que es un buen sitio para dormir, tanto en tienda como en furgoneta.

Nosotros lo cogimos con caudal tirando a alto, pero no da problemas, se puede rapelar todo por el agua sin problemas. Me recordó un poco al Liri de nuestro valle de Benasque, las pozas no cubren, es muy contínuo, se hace bastante rápido y es muy accesible.

Pra Reboul

¿El punto negativo? El acceso al cauce en la aproximación no está nada claro, el camino se pierde, hay diversas marcas (algunas llevaban a paredes verticales), y al final se acaba bajando por tarteras y una canal sucia por el bosque, como mejor se puede.

Beal Noir

Beal Noir es un barranco puramente secundario, ideal si llueve o los otros barrancos están imposibles. Te llena media tarde o media mañana ya que es muy corto.

Su caudal es muy bajo (un hilo normalmente) pero está bien excavado y merece la pena como plan B.

Beal Noir

Cuidado porque en la aproximación hay que dejar la pista para meterse en el bosque en la tercera curva a derechas, no en la tercera S (sería la sexta curva) como parece indicar la reseña del libro.

Eychauda

Es un descenso que lo trabajan las empresas de aventura de Pelvoux. En la propia tienda Sport2000 pueden aconsejarte sobre el caudal, ya que puede cargarse bastante habitualmente, porque se alimenta de glaciares que hay en la parte superior, y que hacen que el agua esté muy fría también.

Eychauda

Nosotros nos juntamos con un grupo de León que estaba por la zona y combinamos coches, para hacer una aproximación y retorno casi inmediatos. Lo cogimos con mucha agua, aunque era factible su descenso porque hay algunos pasamanos y desviadores para evitar puntos peligrosos.

Sin embargo, nos salimos antes de los últimos rápeles porque había mucha agua para la experiencia del grupo formado y para el ritmo que llevábamos. Hicimos bien, porque cayó la tarde y en el retorno empezó a llover con ganas en la zona.

Oules de Freissinières

Éste es uno de los barrancos míticos de todos los Alpes. Combina un caudal alto, zonas horizontales de aguas vivas, zonas verticales más técnicas, deportividad, nivel sostenido y un magnífico paso bajo una cascada, el famoso “géiser”.

Está en la lista de los “infiernos” de Alpes, aunque posiblemente sea el más asequible por la cantidad de equipamiento que hay instalado y porque suele ser el primero que puede realizarse a finales de verano.

Hay mucha información para valorar el caudal en el final del barranco, mediante el análisis de una poza bajo el puente. Nosotros lo fuimos a ver varios días y esperamos a meternos hasta que el nivel de los agujeros de la roca estaba en 3,5, que le da un cadal normal-alto (para el nivel medio del Freissinières).

Oules de Freissinières

Con ese caudal, para una primera vez sin conocerlo, se puede realizar perfectamente, si se presta atención a los movimientos de agua y se ejecutan las maniobras correctamente, sin fiarse. Un buen agarre de las botas y una buena técnica de rápel en situaciones difíciles es imprescindible para afrontar el descenso.

Otro factor importante es la temperatura, ya que el agua y el ambiente son muy frios si no se está acostumbrado a los Alpes, y permanentemente hay que meterse en las pozas profundas o esperar durante las maniobras técnicas, lo que provoca bajar la temperatura corporal.

La primera parte del barranco es más horizontal y se trata de “negociar los pasos”, resaltes, saltos y planchazos para evitar caer en los movimientos de agua que hay y que pueden ser peligrosos. En esta primera parte no hay por donde escapar porque no está sobreequipado y hay que ir a los marrones y poner en práctica las maniobras correctas de cuerda. Por ejemplo, hay diversas marmitas colgadas que hay que cruzar atado para que la corriente no te arrastre por la siguiente cascada.

Oules de Freissinières

Al final de esta parte hay un escape en una zona más abierta y tranquila, al lado del famoso Menhir de las topos que ya está tumbado y no se identifica tan claramente.

La segunda parte es más vertical y se usa más la cuerda. Aquí es donde está el géiser, al que se llega mediante un pasamanos de cable que han instalado recientemente y que facilita bastante la maniobra. Como éste hay otro pasamanos más abajo, que han rebajado la dificultad de esta parte en gran medida y que afean el descenso ya que también son muy aparatosos.

Oules de Freissinières

Sin embargo el paso más complicado es el montaje del pasamanos recuperable que hay tras el géiser, ya que la roca es especialmente resbaladiza y te cae encima todo el agua helada. Recomendamos llevar las pedaletas a mano y usar técnicas de escalada artificial para el primero.

Aquí un video de nuestro descenso donde se ven algunos pasajes interesantes y el ambiente dentro del cañón:

Canyon du Diable

Este cañón también es de los mejores de la zona, muy recomendable.

No hay que confundirlo con el Oules de Diable, son descensos muy distintos y para nada cerca uno del otro. El Canyon du Diable se encuentra en el pueblo de St Cristophe en Oisans y se trata de una gorga muy estética, oscura y cerrada. Puede observarse desde el puente de la carretera que pasa por encima y divide el cañón en dos partes. Con dos coches el acceso es muy cómodo, sino, recomendamos dejar el coche en el pueblo y subir andando cruzando las lazadas de la carretera.

El descenso es bueno, muchos rápeles de todo tipo, no tiene casi descansos ni zonas de caminar, algunos saltos si se comprueban antes y zonas en las que la gorga es profunda y excavada y la luz entra tenuemente.

Canyon du Diable

Aunque parezca un cañón pequeño, el descenso es largo porque hay que evaluar y montar muchos rápeles, ya que el caudal suele ser alto y hay que tener cuidado con algun rebufo y contra leve. Algunos rápeles tienen instalación por dentro y por fuera del agua, a evaluar y tener en cuenta que hubo un muerto en una de las marmitas más peligrosas (una placa en el cañón nos lo recuerda).

Nosotros nos salimos en el puente del Diable y no pudimos hacer la segunda parte porque estaba a punto de llover fuerte en la cabecera. Aparte de este escape, hay otro un poco antes a la altura del Molino.

Canyon du Diable

Al acabar, recomiendo pasar un rato apacible en el pueblo de St Cristophe, y visitar el bar La Cordee, un lugar muy peculiar.

Tramouillon

Otra alternativa si hay mucha agua en los otros barrancos, pero esta vez es un descenso que no tiene nada destacable. La parte superior dicen que es mejor, pero la parte inferior es bastante mala y anodina. Caminar y caminar con algunos rápeles cortos y arrampados.

Lo único bueno es que realizando combinación de coches no tiene nada de aproximación ni de retorno.

Más fotos del viaje (que también pasamos por Alpes-en-Provence y Val di Susa) en este álbum:

Canyoning in Hautes Alpes, Alpes-de-Haute-Provence and Val di Susa (France/Italy, sep2014)

Equipo: Arantzazu Aguilar, Raul Estévez, Raul Rodríguez, Carlos Borges, David Domingo.
Texto: David Domingo
Fotos: Raúl Rodríguez, David Domingo
Cámaras: Raúl Rodríguez, Raúl Estévez, Arantzazu Aguilar
Edición del video: Raúl Rodríguez

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados