Reportaje en la Revista C.E. Madteam

revistamadteam-cover

El club excursionista Madteam ha lanzado este año una revista digital con contenidos interesantes para sus socios y todos los aficionados a la montaña. En el número #8 de junio de 2013, el reportaje principal está dedicado al barranquismo y a nuestro equipo NKO.

Aquí podeis leer el número 8 en versión PDF. Y aquí tenéis el enlace a la revista digital completa donde podeis encontrar todos sus números y leer de una forma interactiva.

rev8_cast

Para realizar el reportaje, colaboramos con los responsables de la revista (MC projects) para ser entrevistados y proveer de fotografías. Como el espacio en la revista es finito, hubo muchas preguntas y fotos que se quedaron fuera, así que vamos a reproducir aquí el artículo completo para que no os quedeis sin toda la información:

Reportaje Revista Madteam #8

Equipo NKO

NKO es un equipo de barranquismo, un grupo de deportistas que comparte la pasión por este deporte, el entorno natural, la diversión del agua y los lugares más inaccesibles. El equipo tiene unos valores -que intenta transmitir a todos sus compañeros y seguidores- basados en la seguridad, la diversión, la superación y el respeto a la naturaleza.
El equipo base está compuesto por seis personas, aunque siempre está rodeado de más deportistas que barranquean con ellos y que ayudan en las actividades y en la logística necesaria, lo que se denomina “la familia NKO”. Entrevistamos a David Domingo, integrante del equipo NKO y socio del C.E. Madteam.

The team in Seixal

El mejor parque de atracciones está en la naturaleza: son los barrancos. Te encontrarás con cascadas, pozas profundas, badinas, caos de bloques, zonas abiertas que debes superar con diversas técnicas: caminando, trepando, destrepando, rapelando o saltando ¡si es posible! Por otro lado, se trata de un deporte diferente, ya que presenta un nivel de compromiso muy alto. Una vez se quita la cuerda del primer rápel, ya no hay marcha atrás. Hay que continuar hasta salir del barranco por abajo o por algún escape. No se puede dar la vuelta o parar sin más.

David, hacéis más de 50 barrancos al año, ¿cómo os lo planificáis?

Los primeros años no planificábamos nada, íbamos barranqueando todo lo que podíamos porque nos faltaban muchos descensos pendientes. Los últimos años estamos planificando más porque nos ponemos objetivos más concretos.

Solemos hacer dos viajes barranquistas: uno a principios de primavera a una isla (Mallorca 2011, Córcega 2012, Madeira 2013) y otro en verano a una zona más potente (Italia-Eslovenia 2009, Alpes Marítimos 2011, Ticino 2012, Réunion 2013).

Además, muchos puentes y fines de semana salimos. Y si hay lluvias y algunos barrancos se ponen interesantes, también nos cogemos días entre semana.

Para hacer muchos barrancos hay que dedicarse completamente y ser eficientes para hacer dos o incluso tres descensos al día.

De todos los barrancos que habéis hecho el equipo NKO, ¿puedes destacar alguno en especial?

Es difícil elegir entre todos. Hay de muchos tipos y hemos vivido experiencias especiales en muchos de ellos. Unos son muy estéticos, otros muy deportivos, otros tienen alguna cascada memorable. Algunos que no se olvidan: El encajonamiento y la paredes altísimas del Gorg Blau-Sa Fosca (Mallorca); la deportividad de la Gouffre d’Enfer (Francia); las formaciones del Val Lodrino (Suiza); el aislamiento y colores del Ratón (Alpes Marítimos, Francia), etc. Aunque no hace falta irse tan lejos, uno de mis preferidos es el Sant Aniol (Pirineo de Girona): es muy bonito, tiene saltos, rápeles largos y magníficos rincones. Y si vas en un día de primavera con sol, ¡te quedarías a vivir allí dentro!

Hortela superior-intermedio

Una guía para principiantes: ¿Cuál es la mejor forma de iniciarse a este deporte?

Normalmente todo el mundo se engancha al deporte después de haberlo probado al menos una vez, ya sea a través de una empresa de deportes de aventura o algún amigo/a que le ha llevado.

Tras este descubrimiento inicial, para aprender y ser autónomo en los descensos, nuestra recomendación es siempre realizar cursos de iniciación y progresión en el barranquismo. Hay muchos clubs y empresas que organizan, y es la mejor forma de aprender con seguridad, paso a paso, y también conocer otra gente que empieza en el deporte porque pueden ser los primeros compañeros en las salidas.

Ir por tu cuenta, por mucho que sepas de otros deportes (escalada, alpinismo, espeleo, etc), o confiando en un amigo que presuntamente sabe mucho de barrancos, no siempre es una forma segura, y muchos de los accidentes (también los mortales) pasan por tener un bajo nivel técnico o no haber sabido prevenir una situación de riesgo.

De un barranco hay que tener respeto a…

Yo diría que hay que tener respeto a TODO :)

Hay que tener respeto al caudal y condiciones del barranco, que suele ser determinante para su dificultad, así como a las maniobras técnicas necesarias para su descenso, ya que un solo error básico puede ser fatal.

Por supuesto, también hay que tener respeto por el propio entorno natural del barranco, e intentar dejarlo igual que estaba, sin molestar a los animales y plantas que estaban allí mucho antes que nosotros.

Hay que disfrutar de los descensos pero sin dejarse llevar y sin dejar de tener respeto por los riesgos que asumimos al empezar un barranco.

Algún consejo para disfrutar del riesgo…

El riesgo es una parte implícita en los deportes de montaña. Debe intentar minimizarse con la preparación y prevención. Nosotros trabajamos mucho la seguridad, la eficiencia y no dejamos casi nada a la improvisación.

En este marco de confianza y sabiendo que todo el equipo hacemos las cosas bien y seguras, es cuando más disfrutamos del barranquismo, porque nos permite descubrir nuevos lugares, descargar adrenalina en los rápeles y saltos, estar en contacto con la naturaleza viva a través del agua y la roca y, sobre todo, pasárnoslo bien con los amigos, que es lo más importante desde nuestro punto de vista.

¿Qué precauciones hay que tomar a la hora de hacer un barranco?

El barranquismo es un deporte diferente porque tiene un nivel de compromiso muy alto. Una vez hemos quitado la cuerda del primer rápel, ya no hay marcha atrás y hay que continuar hasta salir del barranco por abajo (o por algún escape). No se puede dar la vuelta o parar sin más.

Por tanto, hay que analizar bien muchos factores: las capacidades personales y del grupo (tanto físicas como técnicas), el material o equipo que vamos a usar, las características del barranco, la meteorología, las condiciones de caudal y cualquier otro detalle que pueda afectar al desarrollo de la actividad.

Otro punto clave es saber renunciar a un descenso si uno de los factores analizados no es favorable: hay mucho caudal, el equipo no está preparado técnicamente, no tenemos todo el material necesario, etc.

Tener la capacidad de no meterse en un barranco cuando se ha planificado bien y se ha ido hasta allí (quizá desde muy lejos) es muy importante para evitar incidentes.

¿Cuál ha sido el último viaje del equipo NKO?

Entre abril y mayo fuimos siete barranquistas a la isla de Madeira un total de nueve días, para realizar siete descensos en la zona norte, entre São Vicente, Seixal y Porto Moniz. La zona norte de Madeira tiene una orografía muy vertical y húmeda, lo que ha permitido la formación de grandes cañones con cascadas muy altas (entre 60m y 160m). Es un destino ideal para barranquear si se posee un buen nivel técnico. Disfrutad con el vídeo.

¿Qué es lo que más te sorprendió de Madeira?

Junto a otra persona de equipo, ya había estado en Madeira y nos gustó tanto que, dos años más tarde arrastramos al resto. Madeira es una isla viva, ya que hay desprendimientos permanentemente, fuertes crecidas de los ríos y barrancos y una humedad constante, que hace crecer mucha vegetación por todas partes. Esto hace que los cañones cambien y la sensación de aventura salvaje se mantenga, algo que se ha perdido en muchas zonas de la península o en Los Alpes porque todo está muy masificado. Más información.

¿Cual fue vuestro principal reto en el viaje?

Nuestro viaje tenía dos objetivos:

Por una parte, los “repetidores” queríamos enseñar la isla de barrancos a nuestros compañeros y descender nuevos cañones que habíamos dejado pendientes hace dos años, como por ejemplo el João Delgado que acaba en el mar con una cascada de 95 metros.

Por otra parte, queríamos entrenar en descensos largos con grandes verticales para mejorar la cohesión del equipo, de cara a nuestro futuro viaje a la isla Réunion en verano, donde necesitamos estar muy compenetrados y progresar por verticales de forma veloz y segura.

Para esto, intentamos realizar las versiones integrales de los cañones en Madeira, pero solo lo conseguimos un día, ya que nos encontramos con mucho frío en las cabeceras (tres grados y una niebla heladora) e íbamos más lentos de lo esperado.

Joao Delgado

¿Algún barranco curioso y más allá de los más conocidos? Porqué?

Realmente hicimos los barrancos más conocidos y a su vez interesantes de la isla.
Como algo novedoso, descendimos el barranco Ribera Funda, que estaba arrasado después de una crecida brutal que hubo en febrero. Las marcas del agua eran inimaginables y podíamos encontrar troncos enormes a cinco metros de altura sobre el cauce.

El equipamiento que nos encontramos era totalmente de fortuna ya que la crecida se llevó todo a su paso, pero nuestro disfrute estaba en ver como el agua había movido bloques de roca, pulido el cauce y arrastrado piedras y arena hasta el mar.

Comentarios

comentarios

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados